Skip to Content
Wednesday, 26 de November de 2014.
412

Autos clásicos

Jorge Esténger Wong
Chrysler Town & Country

Los dorados años ochenta.  Para muchos la mejor época de la vida, en esa década Chrysler lograría uno de esos exitazos que le permitieron ir dando tumbos –entre altos y bajos- hasta acabar en los brazos de FIAT.  Se trata del Caravan, modelo que universalizó el concepto de monovolumen y abrió todo un nuevo sector del mercado. ¿Cómo fue posible?

Jorge Esténger Wong
FIAT 125 de 1974

En 1974 Manuel Prieto era un pequeño de siete años de edad. Fue entonces cuando llegó a su familia un FIAT 125, fabricado en Argentina, que marcaría su vida definitivamente. Desde su inocente edad la fascinación por el nuevo modelo fue absoluta, sobre todo en una época en que estos fueron de los primeros automóviles en arribar a Cuba, desde principios de los años sesenta.  Para el niño era un objeto maravilloso, moderno y deslumbrante.  Luego, los años se encargarían de convertirlo en parte inseparable de su vida.

Jorge Esténger
Ford Fairmont 1978

Cuando apareció en el mercado, allá por 1978, generó grandes expectativas.  Tuvo un gran volumen de producción y sus ventas fueron excelentes.  Sin embargo, hoy pocos recuerdan a este modelo de Ford, tal vez por su corta vida.  Cuáles fueron sus virtudes, sus defectos y, sobre todo, cuál fue su legado en nuestra columna de esta semana. Veamos.

Jorge Esténger Wong
Los Autobuses Setra

Cuando se habla de Daimler de inmediato pensamos en los famosos automóviles Mercedes. Pero, por supuesto, esta es una compañía con una diversidad de productos increíble y de una calidad y tradición proverbiales.  Hoy traemos la historia de los autobuses Setra, los cuales representan una división importante dentro de la compañía, con más de cien de experiencia en su producción.

Jorge Esténger
Mercedes-Benz 260 D

Hoy los fabricantes buscan nuevas alternativas motrices para los automóviles. Más de medio siglo atrás una situación aún más calamitosa, la Segunda Guerra Mundial, obligó a Europa a buscar eficiencia y la respuesta llegó en la forma de la aplicación masiva de los motores diesel. Veamos la historia, según Mercedes: su principal protagonista.

Jorge Esténger Wong
Lada 2101 Limusina

La Habana es una ciudad encantada.  Al esplendor del Caribe se suman infinidad de detalles que se funden en un sincretismo apasionante: historia, religión, sensualidad y creatividad.  Todo flota en el salino aroma que barre la ciudad desde el mítico malecón, y termina en los más recónditos barrios.  Sus calles están inmersas en esta marea, su tránsito está repleto de historias apasionantes y, entre ellas, encontramos  a nuestras protagonistas de hoy: las limusinas criollas de La Habana.

Jorge Esténger Wong
BMW M535i 1980

Justo hace unos días la noticia del nuevo BMW M5 recorrió los medios especializados. Con más de 500 CV de potencia y cuarenta años de permanencia ,el modelo es todo un hito de la marca alemana. Acerca de su origen, características iniciales y otros detalles Excelencias les brinda toda la información.

Jorge Esténger Wong
Autobianchi A112

A finales de los sesenta, mientras en  Norteamérica retumbaba el estruendo de los muscle car, en Europa se imponían modelos contenidos, en los que acomodar a los pasajeros parecía algo mágico.  Fueron los mini-compactos que radicalizaron los conceptos de eficiencia, solidez y bajo coste.  Hoy traemos a uno de los protagonistas de entonces. Veamos.

Jorge Esténger Wong
Zil 112

Occidente se ha atribuido, por décadas, el título de líder en avances tecnológicos y logros científicos.  Esto ha incluido al  automóvil.  Ha sido tanto el barullo, que muchos deben hacer un esfuerzo para recordar que el primer cohete, el primer satélite y el primer hombre en salir de la órbita terrestre, fueron soviéticos.  Justo en esos años, un automóvil soviético despedazaba cifras de velocidad, pero sus hazañas apenas son conocidas, esta es la historia del Zil 112, el misil rodante ruso.

Jorge Esténger Wong
Plymouth Fury Christine

En 1983 ya habíamos visto filmes como Tiburón; Viernes Trece y Halloween.  Ese año el director de esta última, John Carpenter, presenta un filme basado en una novela de Stephen King en la cual, un auto era el protagonista de una satánica trama, donde posesión demoniaca, persecución y muerte se imponían sin control.  El responsable de toda esa maldad era un apacible modelo de los años cincuenta: el Plymouth Fury de primera generación. ¿Desea conocer la historia? Excelencias les cuenta los detalles.