Skip to Content
Monday, 21 de August de 2017.
553

Autos clásicos

Jorge Esténger Wong
1900 Lohner Porsche

Puede sorprender, y mucho, cuanto puede demorar un concepto relativamente simple en hacerse realidad, y este es el caso del automóvil híbrido. Presentado hoy por la industria como una novedad de última tecnología, lo cierto es que este concepto ha tenido su base teórica definida por ¡cerca de 200 años! En ese período se desarrolló la aviación, fuimos al cosmos, pisamos la luna y entramos de lleno en la Era Digital.

Jorge Esténger
Citroën SM 1972

Tomado como uno de los referentes para el diseño del exclusivo McLaren X-1 Concept, el Citroën SM es uno de los modelos más emblemáticos de la historia del automóvil. Concebido como un automóvil deportivo, el Citroën SM es de esos vehículos que marcan época.  Fabricado por apenas cinco años, entre 1970 y 1975, aún hoy tiene admiradores, aunque en su momento “apenas” conquisto el tercer puesto en el concurso Coche del Año de 1971 en Europa.

Jorge Esténger
Alfa Romeo Giulia Sprint 1962

Alfa Romeo, perteneciente al gigante italiano FIAT, ha celebrado este 2012 el medio siglo de vida de su serie más longeva: Giulia. Bajo ese nombre se aglutina una larga saga, siendo considerada la familia más longeva y extensa de la marca milanesa, ya que dentro del Giulia y sus derivados se incluían berlinas, varios coupés, cabrios, realizaciones especiales, e incluso, algunos modelos de competición. Además, los coupés y cabrios Giulietta pasaron a denominarse Giulia desde el mismo 1962: Giulia Sprint, Giulia Spider y Giulia SS.

Jorge Esténger
Ford Edsel 1960

Resulta muy curioso que en los Estados Unidos, donde el automóvil es un icono del estilo de vida, ninguna marca logre un éxito comercial desde la década del veinte del siglo pasado.  Todo lo contrario ha ido sucediendo en el resto del mundo, donde han surgido verdaderos emporios que han pegado a las marcas “americanas”  contra la pared. Para colmo de males, no solo fracasaron los nuevos intentos, sino que importantes  compañías ya existentes han desaparecido del mercado.

Jorge Esténger
Bricklin SV1 1975

El vínculo de Malcolm Bricklin con la industria del automóvil es extenso pero, sin dudas, lo más significativo es su intento de producción de un vehículo con su propia marca y criterio, el cual le dejó con una deuda que rebasaba los 23 millones. Para realizar su anhelo Bricklin busco la ayuda de Joe Frazer, quien había dedicado la mayor parte de su vida al negocio de los automóviles y estaba calificado para crear un automóvil de éxito.

Jorge Esténger
De Lorean

Muchos de los fracasos más famosos de la historia del automóvil han sido vehículos técnicamente novedosos –hasta innovadores– y de calidad al menos común. Jhon De Lorean fue un fabricante que empujó los límites hasta el infinito en su afán de ver triunfar su sueño y pagó las consecuencias, un caso algo similar al de Tucker. Veamos.

Jorge Esténger
Automóvil de George Selden

George Selden fracasó en su intento de monopolizar la industria con su patente, pero ganó exuberantes ganancias durante años sin producir jamás automóvil alguno. Todavía su lápida lo reconoce como “el inventor del automóvil”. Veamos uno de los mayores fiascos de la historia del automóvil.

Jorge Esténger
8vo Rallye de Verano a lo Cubano

El Octavo Rallye de Verano de la Escudería de Autos clásicos y Antiguos A LO CUBANO puso en movimiento a los vehículos de los principales clubes de automovilismo de La Habana.

Jorge Esténger
Yugo 45 de 1990

Aún recuerdo el alborozo con que la popular revista Mecánica Popular reseñaba, a mediados de los 80, la inmediata llegada a los Estados Unidos, de un automóvil que lograría un precio tan asequible, para ser comparado al Ford T. Era nada menos que el Yugo, un pequeño utilitario fabricado en Yugoslavia, y cuya efímera vida nos dejó con las expectativas de una nueva revolución industrial.

Jorge Esténger Wong
Chevrolet Corvette 1962

El resultado cumbre de las exhibiciones Motorama, el Chevrolet Corvette, llega a sus sesenta años de producción. Convertido en todo un hito de la historia del automóvil, nadie pudo prever, sin embargo, semejante éxito y vitalidad en un pequeño vehículo convertible, de aspecto más bien modesto y mecánica limitada. Veamos aquí las claves del fenómeno que lo ha convertido en una leyenda rodante.