Skip to Content
Wednesday, 01 de July de 2015.
443

Autos clásicos

Jorge Esténger Wong
Mercury Monterrey XM 800

Los concept, o prototipos, no solo pueden representar las tendencias futuras del automóvil, sino también pueden explicar buena parte de la historia del automóvil, incluso algunas de sus decisiones más trascendentales.  Este vehículo de hoy es uno de esos raros ejemplares que fueron parte de los anhelos de una época y luego la realidad impuso otros derroteros que lo hicieron quedar como una admirable rareza.  Veamos el Mercury Monterrey XM800 de 1954.

Jorge Esténger Wong
Santa Sánchez y su Chevy

Santa Sánchez Rodríguez conduce desde 1989 un bello Chevrolet convertible alrededor del cual giran muchos de los principales acontecimientos de su vida y familia. Lo vio por vez primera en un pueblo llamado Ceiba Mocha –provincia de Matanzas, a unos 100 km al este de la Ciudad de La Habana– y tanto la impresionó el auto que no pudo reprimir un criollo ¡Ñoooo!

Jorge Esténger Wong
Chevrolet 1941

Nos pregunta el amigo J. Freddi por datos de su Chevrolet Deluxe 1941 y sus agregados principales. Aunque ya ofrecieron algunos adelantos, para complementarlos dedicaremos la columna a este modelo, último de la marca antes de la Segunda Guerra Mundial. El Chevrolet de 1941 traía una carrocería de nuevo diseño, con mayor tamaño y varias mejoras en sus agregados.

Jorge Esténger Wong
Bugatti de 1912

Ettore Bugatti tenía un objetivo claro cuando fundó su propia marca de automóviles: máximo rendimiento.  Desde entonces los autos Bugatti han derrochado criterios extremos de diseño e ingeniería, estando siempre en la vanguardia de la industria.  En fecha tan lejana como 1912 el modelo “5 litros” era el “Veyron” de aquellos gloriosos días. Bugatti proyectó su primer vehículo -un triciclo- en 1898, cuando tenía 18 años, y antes de cumplir 21 concibió su segunda realización.

Jorge Esténger Wong
Maybach W3

El primer Maybach de la historia marcó el destino de esta marca de alto abolengo que ha vivido, no obstante, varios momentos de incertidumbre durante su existencia.  La excelencia de su ingeniería y el pragmático lujo alemán han sido la génesis de su trayectoria. Maybach, la rancia marca extra clase de Daimler, parece signada a vivir otro eclipse en su existencia.

Jorge Esténger Wong
Porsche 924

El Porsche 924 fue un modelo singular en la historia de Porsche, pero en estos días llenos de futbol y con Argentina marchando a por todo, es toda una curiosidad conocer que este fue el primer auto deportivo de Diego Armando Maradona. Lleno de contrariedades, simpatizantes y detractores el Porsche 924 encaja perfectamente con Diego Maradona. Es cuando menos curioso notar como la historia se ha encargado de hacer coincidir los rasgos de ambos con el de cursar del tiempo.

Jorge Esténger Wong
Chrysler 150

Los pasos erráticos de Chrysler se remontan un buen número de años atrás y no se limitan a los Estados Unidos, pues en un momento esta fue una compañía de alcance mundial.  En Europa, específicamente, su voraz apetito había engullido dentro de Chrysler Europa a pequeñas marcas con tradición y prestigio dentro del automovilismo.

Jorge Esténger Wong
Mercer, la máquina increíble

Luego del trabajo sobre el Ford de 1929 he reencontrado algunas máquinas de principios del automovilismo que merecen ser tenidas en cuenta por sus aportes a la consolidación del automóvil en la sociedad.  Hoy cuando decimos adiós a marcas como Pontiac o Mercury ya pocos mencionan autos como el Mercer, el cual fue considerado por más de medio siglo como "la máquina deportiva más famosa de los Estados Unidos".

Jorge Esténger Wong
FOD 1925

La búsqueda de soluciones para aligerar el peso de los automóviles se remonta prácticamente a sus inicios.  Es un principio elemental que un bajo peso permite un mejor aprovechamiento de la potencia del motor en aquello que más interesa a cualquier fabricante: mover el vehículo.  Luego se añaden otros elementos muy importantes relacionados con el comportamiento del vehículo durante su movimiento, debido a que la masa es un factor determinante.

Jorge Esténger Wong
Ford A 1929, en la Habana

Con su andar erguido y discreto este Ford A de 1929 ha dejado pasar de largo, con una callada sonrisa, a los grandes autos de los cincuenta: los muscle car de los sesenta, los funcionales compactos de los setenta y a toda la pléyade que ha seguido después.