Skip to Content
Saturday, 29 de August de 2015.
451

Autos clásicos

Jorge Esténger Wong
Peugeot 504 Diesel

En fecha tan lejana como 1928 fue construido el primer motor diesel de Peugeot. Para finales de los años setenta Peugeot presentaba una versión diesel de su modelo 504. Basaba entonces su campaña de promoción en un eslogan que todavía hoy tiene plena vigencia:” Hemos hecho un diesel sin pedir prestado el motor”, haciendo clara referencia a una tendencia que hoy es práctica común.

Jorge Esténger Wong
Ford Mustang 1965

Muchos conocidos se acercan para conocer detalles y conceptos del mundo clásico automotor. Uno de los aspectos más carismáticos en la historia del automóvil lo representa, sin dudas, la Era de los Muscle Car. Quiero hoy reunir aquí algunos criterios que pueden ayudar a entender ese importante momento del automóvil.

Jorge Esténger Wong
Porsche Type 550

En 1953 Porsche envió un escuadrón del nuevo prototipo Type 550 a la Carrera Panamericana, en México. Los resultados fueron sobresalientes, logrando el 1-2 en la categoría de autos ligeros. Quedaba establecida así una leyenda: el Type 550 era una realidad. Fue este el primer vehículo puramente de competición de la firma germana.

Jorge Esténger Wong
Grand Cherokee 1993

Dice un viejo adagio que todo tiempo pasado fue mejor y en verdad no somos pocos los que añoramos los “buenos tiempos de ayer”.   Para Jeep, la clásica marca americana de vehículos todo terreno, el ayer constituye un reto cuando busca reencontrar el camino que le hacía merecer en 1993 el galardón Truck of the Year con su Grand Cherokee, el cual hacía su debut justo aquel año.

Jorge Esténger Wong
Chevrolet Police Car, 1959

La tradición de Chevrolet como autos de patrulla de los servicios policiales de Norteamérica es larga.  Desde 1959, cuando el Biscayne  tuvo una preparación especial con un motor de hasta 315 CV, diferentes clases de vehículos  han estado a disposición de las fuerzas del orden.  Sin embargo, el actual concepto de un auto policial de gran tamaño (los norteamericanos le llaman full-size) comenzó para Chevrolet en 1976.

Jorge Esténger Wong
Ford Crown Victoria Police Interceptor

El Ford Crown Victoria se convirtió en al auto por excelencia para flotas de taxis y policía cuando el Checker, líder de los Yellows Cab por años, y el Chevrolet Caprice, muy usado en la Policía, salieron de producción.  No quedó en el mercado ningún auto como él: duro; amplio; fiable y sencillo de mantener.  Ha sido el auto más empleado por veinte años en toda Norteamérica para el trabajo policial.

Jorge Esténger Wong
Duesemberg Gentleman's Speedster

Los automóviles Duesemberg están considerados por muchos como los mejores producidos por Norteamérica en su historia, y no están errados.  Fueron autos de avanzada tecnología y exquisito diseño, cuya belleza cautiva eternamente y con performances aún vigentes para los estándares de hoy.  Este es el más exclusivo de ellos.

Jorge Esténger Wong
El Saab 900 Turbo

Haber visto padecer a Saab en la agonía de la subsistencia ha sido doloroso.  Una marca que ha prestigiado la industria desde sus comienzos con vehículos de buena factura y respeto por la tecnología, sin producir autos mediocres.  Su despegue en busca de una presencia de mayor nivel en los mercados automotrices se definió en los años setenta cuando el modelo 900 sentó las bases de su desarrollo posterior.  La máxima expresión de este modelo sería la versión Turbo.

Jorge Esténger Wong
Mercury Monterrey XM 800

Los concept, o prototipos, no solo pueden representar las tendencias futuras del automóvil, sino también pueden explicar buena parte de la historia del automóvil, incluso algunas de sus decisiones más trascendentales.  Este vehículo de hoy es uno de esos raros ejemplares que fueron parte de los anhelos de una época y luego la realidad impuso otros derroteros que lo hicieron quedar como una admirable rareza.  Veamos el Mercury Monterrey XM800 de 1954.

Jorge Esténger Wong
Santa Sánchez y su Chevy

Santa Sánchez Rodríguez conduce desde 1989 un bello Chevrolet convertible alrededor del cual giran muchos de los principales acontecimientos de su vida y familia. Lo vio por vez primera en un pueblo llamado Ceiba Mocha –provincia de Matanzas, a unos 100 km al este de la Ciudad de La Habana– y tanto la impresionó el auto que no pudo reprimir un criollo ¡Ñoooo!