Una obrera incansable: Austin utilitaria 1956

Creado: Dom, 04/11/2018 - 16:36
Autor: Jorge E. Wong
Omnicoach Ferris

La British Motor Corporation (BMC) a mediados de los cincuenta moderniza la gama de los utilitarios y lo hace comercializando la marca Austin.

Para quienes jamás la oyeron mencionar, diremos que Austin Motor Company Limited fue una compañía británica, fundada en 1905, la cual se fusionó con Morris Motor Company, en 1952, para formar la British Motor Corporation (BMC), pero manteniendo su identidad separada hasta 1987.

Logo de La British Motor Corporation (BMC)

Ya bajo la administración de BMC, se comienza con el proyecto de cubrir el incipiente, pero muy dinámico, sector de vehículos utilitarios. En una economía postguerra muy necesitada de ellos, era imprescindible aprovechar la oportunidad y BMC decide modernizar esa gama, que era anterior a la guerra, a mediados de los cincuenta.

El resultado fue un interesante vehículo, que decidieron comercializar con la marca Austin y cuyo avance más significativo sería su carrocería monocasco, de mayor rigidez y capacidad de carga. Se ofreció en cuatro versiones: una Van denominada Omnivan; un pickup Omnitruck; un Microbús Omnicoach de 10 o 13 pasajeros y como chasis, para carrocerías especiales. La mayor de todas estas versiones tenía hasta 4.32 m de longitud total y un ancho de 1.90 m.

Austin J2

La imagen del Austin J2 se definía en su parrilla, bastante convencional, compuesta por barras horizontales y el logo A U S T I N, sobre ellas. La carrocería era ancha, con una solidez muy atractiva para el mercado y eso la hizo muy popular; era muy utilizada como ambulancia, patrulla de policía, camioneta de reparto de correo y microbús para turistas.

Austin J2

Estaba equipada con un motor de cuatro cilindros en línea, de gasolina y 1.5 L. Entregaba unos muy escasos 42 CV de potencia máxima a 4 000 rpm y esta fue su principal debilidad. Vale decir que, en 1961, este motor es reemplazado por una unidad más grande y potente: otro cuatro en línea, pero 1.6 L y 61 CV a 4 500 rpm. En esa fecha, también se oferta el motor diésel de 1498 cc y 40 CV a 4 000 rpm.

Austin Omnitruck

La fabricación de esta serie de Austin se llevó a cabo, inicialmente, en los talleres de Nuffield Metal Products, en Birmingham, Inglaterra. Se exportaron fuera del Reino Unido, llegándose a ensamblar en Suramérica. La gama de modelos llegó a incluir camiones de 2.5 y 6 t, vans, microbuses. Pero esa ya sería otra historia.

Epílogo

La producción del Austin J2 termina en 1967 en Inglaterra, donde sería reemplazado por el JU, modelo que tendría una línea más moderna y acorde con la década revulsiva que fueron los sesenta. Ese modelo se produce por unos años, hasta 1974. La vitalidad de todos estos modelos estuvo signada por el dominio del mercado inglés de vehículos utilitarios por un modelo icónico y que sobrevive hasta nuestros días: el Ford Transit, nacido en 1965.

Sobre el autor

Graduado de Ingeniería Mecánica Automotor en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría (I.S.P.J.A.E.), en 1987.  Ha desarrollado toda su vida laboral dentro del sector automotriz. Ha colaborado de manera ininterrumpida, desde 1987, en diferentes publicaciones dedicadas al transporte –y en específico al automovilismo- entre las que se encuentran las revistas Transporte y Sendas, ambas adscritas al Ministerio de Transporte de Cuba. Es fundador de nuestra publicación, desde su número piloto, y ha colaborado en otras publicaciones del Grupo Excelencias.

Te puede interesar