La moto de madera

Creado: Dom, 11/02/2018 - 16:35
Autor: Willy Hierro Allen
moto de madera

Una moto fabricada con maderas y que usa aceite de algas pesadas como combustible es un vehículo muy ecológico. Inventada, diseñada, construida y probada por dos jóvenes holandeses, esta extraordinaria moto funciona.

Esta motocicleta no se parece a ninguna otra, tanto por su diseño como por sus condiciones de funcionamiento. El diseñador Ritsert Mans construyó la moto junto al científico Peter Mooji, autor de Las algas gruesas (“De Dikke Alg”) para probar la utilidad del aceite de algas en un motor.

Creadores de la Moto de madera

Los aceites vegetales no son nuevos, fueron desarrollados por el científico Patrick Duffy allá por 1853 y usado por Rudolf Diesel en su motor gigante de 3 metros (monocilíndrico), el cual se exhibió en la Exposición Mundial de París (1900) alimentado con aceite de cacahuete.

La “Wooden Motorcycle” es una interesante alternativa, pues disminuye de manera notable las emisiones contaminantes del medio ambiente que sufre el planeta por la explotación de las motos actuales. Carrocería de madera y combustible “eco friendly” (amigable con el entorno).  

Moto de madera

El diseñador Ritsert Mans declaró: “para hacer todas las parte de la moto, miré a la naturaleza.” El holandés utilizó solo materiales naturales para su motocicleta: el cuadro y tenedores de madera, amortiguadores de corcho y cáñamo para reforzar la estructura.

Para ahorrar madera, el tren delantero y el trasero son tipo monobrazo. Lo único que no pudo sustituir fue el motor, de baja cilindrada (no se dieron a conocer sus características técnicas) y la transmisión. Con similares ideas de sustentación, se escogió el combustible.

Por su parte el científico Peter Mooji trabajó para buscar un biocombustible a partir de las algas. Estas algas pueden ser cultivadas en agua salada, de la cual tenemos más que tierra en nuestro planeta. Con el aceite de algas, esta moto arranca y funciona, pero aún le falta rendimiento.  

Pero no hay de qué preocuparse, en 2012 una motocicleta con combustible derivado del aceite de algas y un 50% de aceite de cocina usado, se probó en recta para alcanzar una velocidad cercana a las 100 millas (160 km/h), lo que no es poco.

Sobre el autor