Un apasionado de los Tesla

Creado: Jue, 02/08/2018 - 08:10
Autor: Excelencias de…
Rich Benoit

Tesla no tiene concesionarios, todos las tiendas son propiedad de la marca, ni tampoco existen talleres independientes capaces de poder efectuar una reparación de importancia en un Tesla. Así lo quiere la marca. Salvo, como cuentan en Motherboard, en una pequeña localidad de New Hampshire, donde Rich Benoit, en contra de la voluntad de Tesla se dedica a salvar del siniestro total los Tesla. De hecho, su Tesla Model S particular está hecho a partir de dos Model S.

En más de una ocasión se ha comparado el modelo de negocio de Tesla con el de Apple, especialmente en el aspecto comercial y en el servicio post venta. En ambos casos, no les gusta que una compañía independiente toque o arregle sus productos. Así, no encontrarás un taller independiente que puede arreglar un Tesla, más allá del taller de chapa y pintura autorizado.

Tampoco es que sea algo específico de Tesla en el mundo de la automoción. A las marcas de lujo, como Ferrari por citar la más famosa, tampoco les gusta que cualquiera puede meterle mano a uno de sus coches. Es una manera de mantener el control sobre qué se hace a sus coches y asegurarse que los trabajos efectuados mantienen la calidad que recomienda la marca.

Sin embargo, por lo general, aunque a una marca no le guste que un taller independiente efectúe reparaciones sobre sus coches, no pone trabas para que pueda ejercer su actividad (más allá de algún concesionario oficial que pueda actuar por su cuenta). No así con Tesla, que directamente se niega a vender recambios, como se puede ver en el vídeo de Motherboard.

Rich Benoit

Rich Benoit es un apasionado de Tesla. Hace unos años, un amigo suyo se compró un Tesla Model S y Rich se quedó impresionado por el coche. Al año se compró uno Model S por 14 000 dólares, era un coche que había padecido una inundación. Pensaba arreglarlo él mismo y así tener un coche de más de 100 000 dólares por menos de la mitad.

En Estados Unidos más que en cualquier otro país hay una cierta tradición de arreglar los coches uno mismo. Suelen tener el espacio físico para hacerlo y los recambios suelen costar la mitad de lo que costarían a este lado del charco. Pero para sorpresa de Rich Benoit, Tesla no le quería ayudar en lo más mínimo ni venderle recambios.

Así que, como se da la casualidad que vive en el estado de New Hampshire donde por ley una persona puede arreglar ella misma su coche, aunque el fabricante diga lo contrario, se compró otro Tesla Model S accidentado y de esos dos coches hizo su propio coche. Y hasta hoy donde se ha convertido el único especialista independiente de Tesla con un importante stock de recambios y varios coches recuperados y que vuelven a circular. 

Su historia pone el acento en una curiosa cuestión. Tesla vende sostenibilidad y sin embargo los Tesla son los coches que, proporcionalmente, más siniestros totales tienen. No porque los coches sean irrecuperables sino que debido a la obligación de pasar por un Tesla Service Center, las aseguradoras prefieren declarar el coche siniestro total antes que pagar unos importes que consideran exagerados para arreglarlos. Si hubiese talleres independientes trabajando con Tesla, podrían bajar los precios y no habría tanto Tesla declarado siniestro total.

Son coches que se pueden tirar varios años en la nave de una aseguradora o en el jardín trasero del dueño del coche, mientras alguien lo compra para reciclar. Sin embargo, Rich Benoit contribuye con su grano de arena a reciclar los Tesla y a que sean más sostenibles. ¿Por qué tirar un coche que puede ser arreglado? ¿No sería mejor que estuviese circulando?

(Tomado de www.autocosmos.com)

Sobre el autor

Publicación con más de una década de experiencia en las noticias relacionadas con el mundo del motor. Con esta revista podrás enterarte de todo lo que quieras saber de autos, motos, camiones, barcos, aviones y demás.

Noticias similares