Peligro…¡aves!

Creado: Dom, 13/05/2018 - 15:00
Autor: Jorge Osmani M…
Peligro…¡aves!

Las aves han constituido un serio peligro para la navegación aérea, el impacto de una o varias aves contra un avión han provocado no solo daños a la aeronave sino a sus tripulantes, hay reportes de impactos de aves contra el parabrisas del avión que no solo lo han averiado, sino que sus fragmentos han causado heridas a algún miembro de su tripulación, en muchos casos el impacto de un ave contra una aeronave solo deja la huella de fragmentos de la  misma en alguna parte del avión, pero en otras ha provocado su caída.

Con la introducción de los motores a reacción este peligro se ha incrementado, no por su frecuencia, sino por la vulnerabilidad de las turbinas ante la ingestión no solo de aves, sino de objetos que se encuentran cerca del avión en tierra.

Un motor de reacción en funcionamiento genera una fuerte corriente de aire que es atraído hacia el mismo, las revoluciones que genera el fan o ventilador que se ubica en la parte delantera del reactor, es la causante de ese efecto que puede aspirar cualquier objeto que se encuentre, incluso, a una determinada distancia.

Motor a reacción

No por gusto se establecen límites de distancia para el personal de tierra que trabaja en función de un vuelo, algunas aeronaves tienen señaladas en la cubierta del motor alertas donde se destaca el peligro de un acercamiento a la toma de aire del reactor.

Cuando un reactor aspira por su toma de aire cualquier objeto extraño, el mismo impacta de inicio en los álabes del ventilador que quizás este girando a más de 5 000 rpm, este impacto puede causar la ruptura o deformación de uno o varios de los álabes. Lo anterior genera una descompensación que provoca altas vibraciones y este efecto se transmite a otras partes móviles, pudiendo provocar su ruptura. Incluso, fragmentos del ventilador puede penetrar en los compresores de baja o alta presión afectando los álabes de los mismos.

Un mal funcionamiento del ventilador, que es quien dirige el aire a gran velocidad hacia el interior del motor, puede generar la caída de la presión en las cámaras de combustión y puede provocar que el combustible se inflame generando fuego. El mismo efecto se repite cuando un ave es ingerida por el motor en pleno vuelo.

Daños causados por aves a un motor
Daños causados por aves a un motor

Medidas correctivas

La presencia de aves en el cielo es una situación normal, ese es su medio, pero con el desarrollo aeronáutico, la presencia de aves en las cercanías de los aeropuertos ha constituido un serio y peligroso problema.

Las autoridades aeronáuticas han establecido reglas para disminuir este peligro, los servicios de tránsito aéreo están obligados a comunicar a las aeronaves la presencia  de aves en las cercanías de los aeropuertos, la distancia donde se puede encontrar con esta fenómeno abarca la senda de aterrizaje y de despegue hasta una altura prudencial, teniendo en cuenta el tipo de especie aviar vista en la zona.

Otros trabajos para alejar la presencia de aves en las cercanías de los aeropuertos, han sido el vuelo controlado de señuelos de aves que alejen a determinadas especies, se han utilizado advertencias sonoras como pequeñas cargas explosivas que generan ruido, espantapájaros de diversos tipos. En fin, todo aquello que permita que disminuya el peligro aviar.

El impacto con aves cuando el avión se aproxima a la pista o cuando luego de despegar comience a tomar altura ha sido el momento en que más latente es el peligro. Cuando una aeronave despega, sus turbinas utilizan gran potencia para poder levantar del suelo a una aeronave que pesa unas cuantas toneladas, un impacto con un ave en ese momento puede provocar un daño irreversible a sus turbinas que las deja fuera de funcionamiento. En otros casos la avería se detecta y es la tripulación la que interrumpe su funcionamiento. Se ha producido la pérdida de un motor y en consecuencia perdida de potencia para mantenerlo en vuelo e iniciar un procedimiento de retorno al aeropuerto de inmediato.

Con el desarrollo de las nuevas tecnologías surge otro protagonista que no deja de representar un peligro, me refiero a los drones o pequeños aviones teleguiados que incursionan áreas cercanas a los aeropuertos. En los últimos años los reportes sobre la presencia de este tipo de objeto han sido notificados por las tripulaciones de aeronaves.

Las autoridades aeronáuticas de casi todos los países han emitido regulaciones que restringen las áreas de vuelo de estos pequeños equipos y se ha reportado choques con los mismos, aunque sin resultados lamentables.

Espero que este trabajo no haya provocado miedo a volar en algunos lectores, el sentido de dar información sobre este tema es para que se conozca que las autoridades están conscientes del peligro y que están haciendo todo lo posible en eliminarlo a través de las acciones que anteriormente hemos señalado.

Noticias similares