Cruzar las estepas siberianas en tren, un sueño

Creado: Dom, 16/09/2018 - 16:53
Autor: Yanay Prats Herrera
transiberiano

Una red ferroviaria concebida en la Rusia de los Zares, con más de un siglo de vida: el Transiberiano. En cuyo impresionante trayecto hay una historia de leyenda, tanto por la magnitud de la empresa como por las condiciones en que se concibió. Una contienda bien ambiciosa: el continuo de línea férrea más largo del mundo, al unir el mar Báltico con el océano Pacífico.

transiberiano

En la historia de vida de ese ferrocarril no solo los grandes relatos de la humanidad: la Revolución Rusa de 1917, la Segunda Guerra Mundial…, sino también los matices particulares de tantos hombres que con su labor hicieron lo que parecía imposible, atravesar la inhóspita región de Siberia.

transiberiano1

Concebido precisamente debido a la necesidad de conectar la Rusia europea con sus provincias del lejano oriente, en un recorrido hasta Vladivostok de más de 9 000 km de extensión, que conllevaba vencer el cruce de grandes ríos y lagos, zonas boscosas y las gélidas condiciones. Para su ejecución resultó preciso dividirlo en secciones, cada una con la asignación de diferentes ingenieros.

transiberiano2

El principal impulsor del proyecto fue el último de los zares, Alejandro III, quien no tuvo mucho apoyo en su época debido al ingente presupuesto que exigía la empresa y a las pobres arcas de que disponía. Sin embargo, era un imperativo nacional y los asuntos geopolíticos pasaron por delante de cualquier duda económica. El propio príncipe Nicolás –quien llevara el empeño de su padre hasta el final– supervisó el avance.

Se contrataron presos, soldados, extranjeros, muchas las divergencias entre ellos; no obstante, lo más difícil de superar no fue la convivencia, sino el duro clima, sobre todo si tenemos en cuenta que estos hombres trabajaron sin apenas apoyo de tecnología, los túneles, puentes, cada trazado, fue a pico y pala. Y en las estepas el intransigente frío, miles de obreros murieron allí.

transiberiano3

La construcción de la Gran Ruta Siberiana, como se le llamó, comenzó el 31 de mayo de 1891 –el plan director fue encargado a Sergéi Witte, por aquel entonces ministro de finanzas– y se inauguró 13 años después, el 21 de julio de 1904.

transiberiano4

Hoy el Transiberiano sigue siendo la vía de comunicación más importante de ese país; y en especial, un fascinante paso para el turista, en un viaje –se puede hacer en trenes de lujo, en regulares, que cubren toda la ruta, o realizarla por tramos– de alrededor de una semana o más que le permitirá visitar estaciones, catedrales: la épica Plaza Roja en Moscú; el Kremlin de Kazán; o el discurrir a orillas del lago Baikal, por mencionar algunos de los atractivos.

Además, con dos importantes ramales que llevan hasta China por distintas vías: el Transmongoliano, que conecta Ulán Udé a través de la ciudad de Ulán Bator en Mongolia; y el Transmachuriano, que desde la ciudad de Társkaya enfila al sudeste hasta finalizar en Pekín.

transiberiano5

Sobre el autor

Noticias similares