¡¿Trenes que levitan?!

Creado: Lun, 12/02/2018 - 04:17
Autor: Yanay Prats Herrera
Trenes que levitan

Para los trenes Maglev levitar es más que una experiencia mística —aunque también pueda serlo viajar en ellos a velocidades sorprendentes—, mucho de invención científica hay tras esta tecnología.  

Implementado hoy en países asiáticos como China y Japón, su propio nombre ya propone el ensueño: Maglev (de abreviar la expresión magnetic levitation), pues estos vehículos utilizan las ondas magnéticas para suspenderse por encima del carril e impulsarse a lo largo de un carril guía.
Con diseños sofisticados y gran capacidad de pasajeros, uno se pregunta ¿cómo es posible que estos trenes leviten?

Trenes Maglev

La levitación se consigue mediante la interacción de campos magnéticos que dan lugar a fuerzas de atracción si el tren utiliza un sistema EMS (electromagnetic suspension o suspensión electromagnética), el cual permite que el tren levite 1 cm por encima de la vía, como es el caso del Shanghai Maglev o Shanghai Transrapid, primera línea comercial que aplica esta tecnología desde el 2004. Operado por Shanghai Maglev Demonstration Operation Line, fue construido por las compañías Siemens y ThyssenKrupp, ambas de origen alemán. Este maglev chino viaja a una velocidad rutinaria de 450 km/h, y a él suben miles de personas a diario para moverse desde el Aeropuerto de Pudong en Shanghai, cuesta 50 Yuanes, unos 5 euros, y en 5 minutos estas en la ciudad, sin duda, la mejor opción.

Tren Maglev

Otra forma de conseguir la levitación es mediante las fuerzas de repulsión entre las bobinas colocadas en el vehículo y la vía, al aplicar un sistema EDS (electrodynamic suspension o suspensión electrodinámica), el que permite levitar al tren hasta 15 cm, como el Shinkansen L0 que logró superar los 600 km/h en una prueba comercial. Este maglev japonés recorrerá el trayecto entre Tokio y Nagoya, lo cual está proyectado para el 2027, su velocidad de operación reducirá notablemente el tiempo de conexión entre las dos ciudades. Está previsto que el recorrido se alargue hasta Osaka, ya para el 2045.

Los trenes Maglev ofrecen nuevas posibilidades, gracias a su sistema de propulsión son capaces de circular por desniveles de hasta 10°, en contraste con los trenes convencionales que solo pueden circular por pendientes con desniveles de hasta 4°, lo que garantizaría soluciones de circulación a determinadas situaciones de traslado de acuerdo a la geografía de cada país.

A lo anterior se añade el reducir considerablemente el tiempo de viaje de un lugar a otro, pues la velocidad que alcanzan es muy superior a otros medios; una más de sus ventajas es la disminución en el consumo de combustible debido a la reducción del rozamiento con la vía.
Aunque no hay muchas líneas funcionando aún, varios países —como Estados Unidos, con la proyección de construcción de una línea ferroviaria de alta velocidad de tecnología japonesa que unirá Nueva York con Washington— se interesan por este tipo de vehículos. Estos trenes prometen convertirse en el transporte del futuro, y que el éxtasis de levitar sea algo que solo se pueda conseguir en un Maglev.

 

Sobre el autor