Skip to Content
Tuesday, 26 de September de 2017.
558

Castrol y Cuba, un binomio que lubrica con éxito


06/05/2017
Norland Rosendo González/ Fotos: Sergei Montalvo

En 1954 «aterrizaron» en Cuba los lubricantes Castrol. Desde entonces hay una relación íntima entre esa marca y esta Isla. Cuando le preguntas a los conductores de vehículos qué aceite prefieren, no lo piensan dos veces para responder: el mejor, Castrol.

A partir de 1983 comenzaron las producciones en Cuba de algunos de los lubricantes demandados por el mercado nacional, pero el matrimonio entre la marca y la Isla se consumó en 1992, cuando se fundó la empresa mixta Castrol Cuba, que tiene a CUPET como el otro socio.

Hace un cuarto de siglo desde entonces, y como declaró Iván Soler, presidente de la Junta General de Accionistas de Castrol Cuba S.A., en entrevista exclusiva con Excelencias del Motor: «ambas partes estamos muy satisfechas con los negocios».

¿Cuáles son los sectores estratégicos a los que confieren mayor importancia en Cuba?

Nos dedicamos al suministro de lubricantes para varios sectores: automoción, la industria, minería, marinos, ahora mismo estamos muy interesados en el puerto del Mariel, por los buques de mercancías, que requieren de nuestros productos. También tenemos tecnologías que contribuyen al desarrollo de la agricultura y la industria farmacéutica, que tan importante es en Cuba. Para cada uno de esos mercados tenemos productos específicos que responden a los requerimientos de esas aplicaciones.

¿Qué otras áreas están explorando para los negocios?

Estamos dispuestos a entrar en todos los mercados que nos ofrezcan oportunidades. En Cuba, específicamente, además de los sectores mencionados, podemos aumentar los negocios en la generación eléctrica, el turismo, aprovechar el tráfico cada vez más creciente de los cruceros por esta región, así como la modernización del parque de vehículos, camiones, autobuses. Va a aumentar la demanda de lubricantes, y Castrol quiere estar ahí, para complacer a los clientes.

¿Qué distingue a Castrol de la competencia?

Llevamos más de cien años desarrollando lubricantes, siempre de última generación y con la máxima calidad. De acuerdo con las exigencias de las tecnologías modernas, aumentan nuestras producciones de aceites con menos viscosidad. En Cuba estamos posicionados en el marcado y esa experiencia es un privilegio para nosotros.

¿Están satisfechos con la calidad de las producciones cubanas de lubricantes Castrol?

En La Habana se elabora más de un 40 por ciento de los productos que ponemos en el mercado cubano con una calidad óptima, las formulaciones y las tecnologías son nuestras. La otra cantidad la traemos de Europa.

¿Cuáles son los productos líderes en el mercado cubano?

Fundamentalmente, tenemos cuatro gamas de lubricantes que son valoradas por nuestros clientes, dada las ventajas competitivas y la calidad. Entre los productos más demandados aquí están GTX y Magnatec para autos y Ultramax y Vecton para camiones y autobuses, los cuatro tienen un gran reconocimiento mundial, se venden en más de 80 países. Nuestras familias de productos para los demás sectores es muy amplia.

Castrol participa en las carreras más prestigiosas del mundo de Fórmula Uno, moto GP, pero en Cuba hay una competencia que tiene su sello… Sí, es la Copa Castrol de coches antiguos, el Rally A lo Cubano, que tiene ya doce ediciones y es un orgullo nuestro en La Habana. Así, Castrol y Cuba viven un «matrimonio» que está siempre en la avanzada del negocio, pero sin olvidar la historia.

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.