El logotipo de Renault

Creado: Dom, 25/03/2012 - 19:31
Créditos
Willy Hierro Allen
El logotipo de Renault

Louis, el más pequeño de los hermanos Renault, dedicó toda su vida a construir sus vehículos a motor en su natal París, Francia. A los 21 años de edad, fabricó su primer automóvil en el patio trasero de la casa de sus padres. El rombo no fue el primero de los logotipos de Renault, el símbolo de la marca ha sufrido importantes cambios desde sus inicios, pero desde 1925 a la fecha, es el rombo.

Corría diciembre de 1899 cuando, en vísperas de navidad, al filo de las 6 pm, Madame Renault vio desde uno de los ventanales de la casa, que del cobertizo del patio, con las puertas de par en par, salía renqueando un artilugio. Era el primer automóvil Renault. Habían fabricado un auto al que habían dado interesantes soluciones mecánicas, con el motor del viejo triciclo, pero mucho mejor.

El primer logotipo de Renault data del año 1900. Se trata de las iniciales (LR) de Louis Renault en una tipografía barroca, encerradas en un óvalo, con un detalle de abundantes hojas de laurel por encima. En 1906 el logotipo cambia por la figura del frontal de un auto encerrado en un engranaje rodeado por un círculo.

En el curso de las dos guerras mundiales, los talleres Renault trabajaron para el armamento bélico. Durante la Primera Guerra Mundial, el general francés Joffre inventa un vehículo que luego es llamado tanque de guerra. A Renault le encargan su fabricación primaria. Tanta fama tomó este carro de combate que después de la conflagración mundial se tomó la imagen de un tanque FT-17 saliendo de un círculo, como logotipo. En 1923 Renault vuelve a modificar su logo.

Continuando con la circunferencia, esta vez se divide por su diámetro. Dentro, otro círculo formado por rayas gruesas y en el centro, formando otra línea diametral, el nombre de Renault en letras caladas. En 1925 aparece por primera vez la figura geométrica de un rombo (no más circunferencias) rellena de líneas horizontales caladas con el texto al centro: Renault.

El rombo de Renault significa un diamante que expresa el deseo firme de la marca de proyectar una fuerte y consistente imagen corporativa. El emblema ha sido inalterable en lo sustancial desde su aplicación en 1925 y  desde el primer Renault, el logo significó un elemento de importancia para sus constructores.

Unos 20 años más tarde, el entonces director general de la compañía francesa, Pierre Dreyfus, envió el formato del rombo con la tipografía de los caracteres de la palabra Renault al centro y debajo, en una tipografía menor el texto ”Regie Nationale“. Este logotipo perduró hasta 1959, que en el mismo rombo, con las líneas horizontales, se colocó la palabra Renault más grande.

El siguiente cambio importante se produce en 1972, cuando el artista del diseño Víctor Vesarely, lo remodeló de tal manera que luce mucho más moderno. El rombo está formado por líneas inclinadas que le dan cierta dimensión. Ha desparecido el texto y todo el conjunto se ve mucho más limpio. La única figura es el rombo. En 1992 se lleva a cabo otro cambio.

Esta vez el rombo es más pequeño, simple y su relleno lo hace tridimensional. Debajo del rombo, en una tipografía grande y propia, la palabra Renault subrayada. En 2004, el rombo está sobre un fondo rectangular amarillo y la palabra, con tipografía propia y grandes caracteres a su lado derecho. Para 2007 se efectúa el cambio más reciente: sobre el rectángulo amarillo y debajo del rombo se colocó la palabra Renault en negro. Cabe señalar que para la división de camiones (Renault Trucks) el rectángulo de fondo es rojo.

El ”diamante“ Renault, que ya tiene más de 55 años, sigue abrillantando la marca y su significado de dureza y consistencia permanece intacto como el primer día.

Créditos
Willy Hierro Allen