Skip to Content
Wednesday, 13 de December de 2017.
569

Honda - Márquez, un binomio demoledor


03/12/2017
Willy Hierro Caveda

Muchas fueron las emociones de esta temporada: la llegada de Viñales a Yamaha ganando con autoridad las primeras carreras del curso, el despegue de Ducati con las seis victorias de Dovizioso, el triunfo de Valentino en Holanda, la labor del equipo satélite Yamaha Tech 3 y el empuje de Iannone cabalgando Suzuki. Pero nada se puede comparar con el trabajo del binomio Honda – Márquez que subió la adrenalina al punto de romper todos los termómetros.
La marca del “Ala Dorada” demostró durante todo el campeonato que es la mejor moto del mundial, tanto así que ninguna otra marca consiguió ocho victorias, sumando las seis de Márquez con las dos de Pedrosa, segundo piloto del equipo oficial. Pero si esto no pareciera suficiente, los pilotos de Honda consiguieron 22 podios, más que ninguna otra marca. Su más cercano perseguidor es Yamaha con 17 pedestales, uno más que Ducati. De esa manera, Honda se adueñó del campeonato de pilotos con Márquez, el de equipos con Repsol y el de constructores. 
Ahora bien, si tenemos en cuenta el dominio de marcas por vueltas en carrera, en ese departamento no hay quien supere a Yamaha. Eso, en gran medida se debe al extraordinario rendimiento de las satélites de Tech 3, encabezadas por el piloto francés Johann Zarco, quien marcó más que el piloto líder de la marca de los diapasones, Maverick Viñales. Yamaha estampó 173 vueltas en punta de carrera, seguida por Honda con 141, que estuvo asediada por Ducati con 133 giros.


Por otra parte, el resto de las marcas en competencia: Suzuki, Aprilia y KTM han pasado con penas y sin ninguna gloria en la finalizada temporada. Ya comentábamos al principio de los esfuerzos de Iannone, sin embargo, dejó su casillero de podios en blanco y no dominó ni siquiera una vuelta en el mundial 2017.
En cuanto a los pilotos, Márquez abre una brecha inmensa con respecto al resto de la parrilla. 6 victorias, 12 podios, 96 vueltas en punta, 8 poles y 3 vueltas rápidas en carrera son números que en su conjunto asustan al resto de sus rivales. Nadie ha dominado en tantos departamentos y en la única casilla que es superado por dos pilotos es en vueltas rápidas en carrera, donde las Yamaha de Viñales y Zarco lo superan con 4 vueltas per cápita.
Al final todo apuntó a Honda y a Márquez como un binomio demoledor, pero más allá de los números hay que reconocer que Marc no se conformó nunca con ser segundo y mucho menos tercero. Cuando hubo que ponerle le puso, y cuando había que ser conservador no lo fue, sobre todo en la última cita (Valencia) con una maniobra y final que quedará para la historia.