Skip to Content
Thursday, 27 de July de 2017.
549

INDIAN Springfield 2017


16/05/2017
Willy Hierro Allen

La marca de motocicletas estadounidense más antigua que aún se produce, es Indian. Su origen data de 1901, en Springfield, Massachusetts. Y es por ello que, al cumplir 115 años, nombraron su lugar de nacimiento al nuevo modelo de touring (para la carretera) con ese auténtico diseño americano.

Tras la II Guerra Mundial, donde las motocicletas estuvieron en todos los frentes de batalla, la moto hizo época. En 1949 se inició el Campeonato del Mundo y, a partir de los 50, la motocicleta creció en cantidad y calidad. En Estados Unidos continuó la pugna entre las grandes marcas rivales: Indian y Harley-Davidson, hasta que la primera cerró en 1953.

Indian quebró pero no murió y después de varios intentos de resurrección, en 2011 la marca fue adquirida por la empresa Polaris, conocida por sus motos acuáticas, de nieve, quads y motocicletas marca Victory. La Polaris Industries decidió que Indian sería independiente y se dedicaría a fabricar modernos modelos clásicos. Y con ese perfil, Indian Motorcycle Company lanzó la Springfield.

Diseñada para una experiencia de manejo impactante e inolvidable, es un nuevo modelo más versátil que los presentados en 2016. La Springfield es una muestra pura de la imagen de la motocicleta americana, con impecable refinamiento superior y las características esenciales de una touring, capaz de hacerte disfrutar como ninguna los viajes por carretera. Fue presentada en el North Turn Restaurant de Florida, lugar de reunión de motociclistas veloces que sueñan ganar la famosa carrera Daytona 200.      

La Indian Springfield fue diseñada en conjunto con Brian Klock en Mitchel junto al modelo Chief Vintage Jack Daniel’s Edición Limitada. Los dos modelos cuentan con una serie de accesorios auténticos de las motocicletas Indian, así como elementos personalizados como logos, placas, alforjas y  pintura. La Springfield es más funcional que su hermana Chief Vintage y se hizo evidentemente con la intensión de competir con grandes rivales, como la Harley-Davidson Road King. 

También es más ligera, pesa 388 kilos en orden de marcha, viene con maletas rígidas y está mejor preparada para viajar. De ser necesario se puede quitar o poner el parabrisas en menos de un minuto, sin herramientas, así como el asiento del pasajero. La lista de accesorios incluye dos tipos de parabrisas, asientos y puños con calefacción (para el frío) además de un maletero adicional que se coloca en la parte trasera, cuya capacidad es de 64 litros. El tanque de gasolina carga 28,8 litros.

Aunque su look retro puede confundir, la Springfield es una custom muy moderna, con equipamiento de primera: frenos ABS, con discos delanteros dobles de 300 mm c/u, control de crucero y sensor de presión de aire en los neumáticos, todo de serie. El asiento está a 660 mm del suelo y mantiene la misma inclinación de 25 grados.

El motor es el Thunder Stroke 111, un V-Twin con 1811 cc, la compresión de 9.5 a 1 y torque de 161.6 Nm a 3000 rpm. La inyección de combustible es electrónica.

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.