Skip to Content
Friday, 20 de October de 2017.
561

La ofensiva eléctrica de Mercedes-Benz cruza el Atlántico


08/10/2017
Ariel B. Coya

La electrificación de la gama de Mercedes será un hecho en 2022. A nadie le quepa duda. Así que la firma de la estrella se prepara ya para fabricar sus autos eléctricos no solo en Europa, sino también de este lado del Atlántico, para lo cual planea invertir 1 000 millones de dólares en su planta de Alabama, en el sur de los Estados Unidos.

El fabricante alemán dijo que fabricará allí un SUV eléctrico bajo la sub-marca EQ, una línea totalmente eléctrica que va a competir abiertamente con Tesla  y también con viejos rivales, como BMW y Audi, los cuales igual manejan ambiciosos planes en cuanto a los vehículos a batería.

El anuncio de la inversión coincidió con el vigésimo aniversario de la puesta en marcha de la planta de Tuscaloosa, donde Mercedes produce los todocaminos SUV GLE, GLS y GLE cupé para su venta en todo el mundo.

De hecho, también avisó que en unos meses comenzará la construcción de una planta de baterías cerca de ese centro de ensamblaje de Tuscaloosa, donde proyecta producir los vehículos EQ a principios de la próxima década.

En total, el fabricante germano planea ofrecer más de 50 vehículos electrificados para entonces y la factoría de Alabama parece tener un papel crucial en esa estrategia, luego de producir unas 310 000 unidades el año pasado.

“Con esta inversión de 1 000 millones de dólares estamos ampliando de forma significante nuestra huella manufacturera en Alabama a la vez que mandamos un claro mensaje a nuestros clientes en Estados Unidos y en todo el mundo", afirmó el CEO de la compañía, Markus Schäfer

"Mercedes-Benz seguirá en la punta del desarrollo y producción de vehículos eléctricos", apostilló.