Skip to Content
Wednesday, 13 de December de 2017.
569

Mercedes y Bosch ya ensayan el estacionamiento autónomo


06/08/2017
Ariel B. Coya

Hasta ahora pensar que un auto pudiera parquear por sí solo era más que nada cosa de la ciencia ficción, pero las tornas han cambiado: en Stuttgart, Alemania, ya es posible. No en toda la ciudad, pero sí en el estacionamiento del museo Mercedes Benz.

Y sí, lo cierto es que la marca de la estrella y la firma Bosch lo han hecho realidad, al crear un sistema de aparcamiento automatizado con el objetivo de brindar a principios del año próximo este servicio que supone un paso más hacia el mundo de la automoción autónoma.

En principio, el sistema funciona de la siguiente manera: el garaje está equipado con diferentes cámaras y sensores en las columnas que guían al coche de forma autónoma y segura a una plaza libre de parqueo en respuesta a una orden emitida por el conductor desde su smartphone y sin necesidad de que este se quede a supervisar la maniobra.

De acuerdo con Bosch, que se encargó de desarrollar el sistema de sensores, la tecnología puede adaptarse a cualquier infraestructura antigua, posibilitando una gestión más eficiente de los espacios disponibles.

El principal proveedor de autopartes a nivel mundial estima que con este sistema se puede aprovechar el espacio disponible hasta en un 20% más, siempre y cuando los autos se dirijan a las plazas de estacionamiento de manera autónoma, algo que pueden comprobar los visitantes del museo de Mercedes-Benz. Y lo cierto es que las posibilidades de esta tecnología podrían no quedarse allí.

A fin de cuentas, a principios de este año, las dos compañías anunciaron un nuevo acuerdo de cooperación para trabajar juntas en el campo de los coches autopilotados, con la esperanza de que los primeros modelos de producción de este tipo puedan llegar al mercado a lo largo de 2020.

Por lo pronto, lograr que los autos puedan parquearse por sí solos parece ser un buen punto de partida.