Skip to Content
Wednesday, 13 de December de 2017.
569

Volkswagen ID Buzz Concept: eléctrico y autónomo.


03/12/2017
Jorge Esténger Wong

Sigue Volkswagen trayendo buenas noticias a nuestra página, ahora se trata de este minivan de propulsión eléctrica y conducción autónoma, que los alemanes aseguran tendrán en el mercado para 2022.
Con formas aerodinámicas, y pintado en un refulgente color verde -a combinación gris- desde el primer contacto visual imprime la certeza de tratarse de un vehículo limpio, de ahí el color verde.  Formará parte de la nueva generación de vehículos eléctricos que Volkswagen prepara para no quedarse detrás –más bien estar en vanguardia- cuando varios fabricantes han anunciado lapidariamente que cesarán los motores térmicos de toda su producción en fechas próximas.  Algo que me gustaría mucho poder creer.


El Volkswagen ID Buzz Concept mide 4,94 m de longitud y ofrece espacio suficiente para ocho ocupantes, junto a sendos maleteros –delante y detrás- de 220 litros y 660 litros, respectivamente. Está construido sobre la plataforma MEB del Grupo Volkswagen, especial para vehículos eléctricos, y la potencia se distribuye entre las cuatro ruedas. Ofrece dos opciones diferentes: una con un solo motor de 272 CV y otra con dos propulsores -uno situado en cada eje- que conjuntamente entregan 374 CV de potencia. La autonomía proporcionada por su batería -de 83 o 111 kWh, dependiendo de la versión escogida- es de hasta 600 km, pero ofrece la posibilidad de recargar el 80% de la pila en tan solo media hora.


La tecnología cobra un protagonismo extremo en el Volkswagen ID Buzz Concept. Así, contará con un sistema de conducción autónoma -I.D. Pilot Mode- guiado por diversas cámaras, sensores y radares LIDAR. Los espejos retrovisores han sido sustituidos por cámaras y, al activarse este modo de conducción, el volante se esconderá tras el salpicadero y los asientos tendrán la posibilidad de girar para situarlos de forma enfrentada con respecto a las filas traseras. Por último, utilizará el parabrisas como proyector para mostrar la información más relevante sobre el vehículo o las indicaciones.
Llegará mucho de él al mercado, pero de seguro Volkswagen tendrá que hacer concesiones por el camino.  Para asegurar las ventas, es probable que ofrezca algún motor de combustión y todo el sistema de conducción autónoma –que tanto deslumbra- podrá ser condicionado por los costos y la realidad tecnológica de que hoy por hoy, la infraestructura social aún no está lista.