Nombres imprescindibles en la historia del ferrocarril cubano

Creado: Dom, 06/01/2019 - 18:55
Autor: Yanay Prats Herrera
Ferrocarril cubano

¿Quiénes hicieron posible el sueño de volar sobre raíles de hierro? Varios los nombres asociados a la implementación y el desarrollo ferroviario en Cuba.

Discursar sobre los orígenes del vasto universo ferrocarrilero ciertamente implica hablar sobre las complejidades de la naciente tecnología, las posibilidades económicas reales de financiación, las muchas dificultades para su concreción en trazado, especificidades técnicas, introducción y evolución de los equipos tractivos, etc.; pero, sin duda, también un aspecto imprescindible en ese devenir ha sido el capital humano.

Sabida es la vinculación que tuvo el ferrocarril desde sus inicios al renglón fundamental de la economía nacional, el azúcar, para el cual constituyó un impulso indiscutible, eslabón dentro del ciclo productivo. Así que, por supuesto, muchos de sus principales promotores los encontramos en la sacarocracia criolla, quienes garantizaban soporte financiero, influencias dentro y fuera del país, prestigio y confiabilidad a las empresas que se gestaban.

Claudio Martínez de Pinillos Conde de Villanueva
Claudio Martínez de Pinillos

Ejemplo en ese sentido fue Claudio Martínez de Pinillos, conde de Villanueva, quien presidió la Junta de Fomento, entidad clave para la ejecución del pionero Ferrocarril de Güines, a partir de cuya experiencia y resultados, y la evidencia que mostraba de la trascendencia que tendría este medio de transporte en el terreno empresarial, surgen las primeras sociedades ferrocarrileras.

Ferrocarril Cuba Azucarera

Villanueva fue figura líder y estuvo muy ligado a las gestiones para la edificación de la primera terminal habanera, la cual precisamente en su honor lleva su nombre nobiliario.

Uno de los protagonistas en la proyección corporativa, alguien sobre quien usted habrá escuchado sobre todo desde la historiografía literaria, es el intelectual cubano Domingo del Monte, quien fungió como secretario del Ferrocarril de Cárdenas, y de asesor de otras compañías.

Domingo del Monte
Domingo del Monte

Y si de poderosos clanes familiares se trata, hacia la década de los años cincuenta encontramos la familia Alfonso-Aldama, que logró el control absoluto de la compañía de Caminos de Hierro de La Habana, asimismo, fue importante accionista de los ferrocarriles de Matanzas y Cárdenas, y extendió su operación hasta la región central, en los ferrocarriles de Cienfuegos, Sagua y Remedios.

Otro tanto se anota la familia Pedroso, los hermanos Joaquín y Luis, con presencia destacada hacia el occidente de la isla en proyectos como el Ferrocarril del Oeste, la fusionada empresa Cárdenas & Júcaro y en el naciente Ferrocarril de la Bahía.

Cartel ferrocarril cubano

Muchos otros nombres –no solo de cubanos también extranjeros, sin contar los tantos trabajadores anónimos– quedan fuera de este apretado espacio, no obstante, todos fueron hombres que hicieron posible la historia del ferrocarril cubano.

Etiquetas

Sobre el autor

Te puede interesar