Skip to Content
Friday, 20 de October de 2017.
561

¿En que se diferencia una Honda de Moto GP de una de calle?


11/10/2017
Excelencias del Motor

Aunque muchos de ustedes conocen de sobra en qué se diferencia una máquina de producción en serie de un prototipo como la Honda RC 213V, la gente “de a pie” sufre en ocasiones para encontrar las diferencias, más todavía si las disfrazan con la decoración de un equipo pata negra de MotoGP.

Para todos aquellos que necesiten una mano, Dani Pedrosa y Marc Márquez explican donde se encuentran las principales diferencias y peculiaridades de ambos modelos, Fireblade y RC213V, además del scooter que utilizan para moverse por el paddock.

“Es un prototipo en el que las cosas están hechas con la última tecnología y materiales especialmente para competición”, dice Dani sobre su MotoGP. Marc nos cuenta que si bien se busca el máximo rendimiento, no deja de ser un banco de pruebas en el que se ponen a punto avances que más tarde se utilizarán en la calle para encontrar el balance perfecto entre diversión y seguridad.

La primera que suele recibir este tipo de avances no es otra que la Honda CBR 1000 RR: la Fireblade, que pronto cumplirá 30 años, es el máximo exponente de lo que Honda puede ofrecer en cuanto a tecnología tanto en electrónica como en mecánica.

Algunas de estas diferencias llegan por el propio uso que se le da a una moto de calle. Sistema de luces, intermitentes, ABS, espejillos… y discos de acero, donde en la categoría reina se utilizan los de carbono, que no tendrían sentido en una máquina que tiene que circular y lidiar con el día a día de nuestras carreteras. Marc recuerda, con buen criterio, que en la Fireblade sólo hace falta cambios pequeños para hacerte con una moto de competición.

Marc Márquez y Dani Pedrosa han sido los analistas de excepción encargados de realizar una comparativa entre tres modelos de Honda. Ambos revelan las virtudes de dos motos pensadas para la acción en circuito como son la MotoGP con la que ellos compiten, la RC213V, y su reflejo en la calle, la legendaria Honda CBR1000RR, que pasa este exigente examen con nota. El último modelo, la NSC50R, está más orientado al confort y a la movilidad urbana pero también cuenta con tecnología y materiales que llegan del mismísimo Mundial de MotoGP. (Tomado de Motociclismo.es)