Skip to Content
Wednesday, 13 de December de 2017.
569

Cena VS Ford


07/12/2017
Excelencias del Motor

El astronómicamente mediático -campeón de lucha libre de la WWE y recientemente actor- John Cena se encuentra en un litigio legal contra la Ford por vender su Ford GT antes de lo estipulado en el contrato.

La marca norteamericana de automóviles Ford lanzó al mercado su Ford GT en la segunda mitad de este 2017. Los requisitos necesarios para hacerse con uno de estos autos sumaban una lista extensa, entre ellos estaba tener una relación histórica con la marca y ser una figura mediática y líder de opinión en redes sociales.

De entre más de 6 000 aplicantes, Ford solo seleccionó a 500 –cantidad de autos producidos de este modelo- para gozar del privilegio de poseer este auto de edición limitada. Entre ellos estuvo John Cena quien posee un Ford GT del 2006 y más de 50 millones de seguidores en sus redes sociales.

Entre las cláusulas del contrato de venta se estipulaba que los compradores debían permanecer con el vehículo durante 2 años y servir como embajadores de la marca para aumentar el valor del modelo, del cual solo se planean fabricar 1 000 ejemplares. Esta decisión de los de Detroit está motivada por el reciente impacto que están teniendo en el mercado vehículos de ediciones limitadas de marcas como Porsche, Ferrari o McLaren.
John Cena vendió su auto a solo dos semanas de haberlo adquirido y con esta acción incumplió su contrato con la marca norteamericana que no planea dejar pasar esto por alto, muy al contrario, los cargos que Ford hará enfrentar al luchador servirán como ejemplo al resto de los compradores para que ni piensen en no cumplir con lo que prometieron.
La ganancia del multicampeón con la venta está cercana a los 50 mil dólares y Ford pretende que Cena le entregue estas ganancias y que le page además por los daños ocasionados, según se lee en la demanda: “El señor Cena obtuvo injustamente una gran ganancia por la reventa no autorizada del vehículo, por lo que Ford ha sufrido daños y pérdidas adicionales incluyendo, pero sin limitarse a la pérdida de valor de la marca, de la actividad de embajador de la marca y de la buena voluntad de sus clientes”. John Cena alega que vendió el auto y otras propiedades para saldar unas deudas pero que está dispuesto a trabajar con la marca para resolver la situación.
El argumento de Cena parece sostenerse, pues nadie que muestre entusiasmo semejante al del luchador en este vídeo compartido en su canal de YouTube se desharía con tanta rapidez de su Ford GT. ( www.facebook.com/excelencias.motor/videos/1562845530447844/)
La batalla está planteada, solo queda por ver si la victoria esta vez es para el luchador o para los de Detroit.