Skip to Content
Wednesday, 22 de November de 2017.
566

Mercedes saca a la palestra una nueva joya mecánica


12/11/2017
Ariel B. Coya


Mientras sigue inmersa en la creación de una gama de autos ecológica, Mercedes-Benz también amplía su oferta mecánica y hace tan solo unos días develó un nuevo propulsor de gasolina de 2.0 litros y cuatro cilindros capaces de competir con los motores V6 de la marca, acreditando además un consumo significativamente menores.

Para lograr semejante rendimiento, obviamente se necesita una tecnología de primer nivel y en ese sentido el fabricante alemán optó por la turbocompresión de doble desplazamiento, presente en el motor Mercedes-AMG M 133.

A diferencia de los turbocompresores convencionales, este sistema twin-scroll emula el funcionamiento de un sistema biturbo, pero con una única unidad dotada de dos entradas en la zona del compresor que canalizan el aire de forma independiente.

Este bloque –denominado en clave M 264- equipa un colector de admisión CAMTRONIC y una carcasa compacta que permiten una respuesta instantánea, así como reacciones rápidas en cuanto se pisa el acelerador. Algo esto último en lo que también juega un papel decisivo la válvula wastegate eléctrica que expulsa los gases del escape.

Entretanto, su sistema eléctrico de 48 voltios funciona como alternador, motor de arranque y alimentación de la bomba de agua eléctrica.

De modo que el resultado final es digno de encomio, pues con todo ello esta mecánica ofrece más potencia y par motor que la mayoría de los motores de la misma cilindrada, llegando a producir 100 kW (134 caballos) por litro. Nada mal, ¿eh?