Skip to Content
Monday, 21 de August de 2017.
553

Peugeot Instinct Concept. Confianza absoluta


06/08/2017
Jorge Esténger Wong

Accionar las luces de casa, la alarma, revisar si cerró bien al salir, o circular cómodamente acostado mientras el auto conduce por usted.  Estas son algunas características de este Peugeot, solo necesitamos confiar en él como en nosotros mismos.

La marca francesa Peugeot tiene en el prototipo Instinct Concept, un shooting brake muy potente y tecnológico.  Un auto futurista que apuesta por la conectividad absoluta.  Veamos.
El prototipo de la marca del León aglutina un compendio de tecnologías cuyo objetivo es hacer la conducción lo más conectada posible.  En verdad se trata de un ejercicio de criterio, pues el grupo PSA ha dejado claro que no tiene intención alguna de llegar al altar con este compromiso.

No obstante, Peugeot lo ha tratado con toda seriedad y le ha colocado un esquema de tracción hibrido, capaz de desarrollar la friolera de 300 CV, una cota más que respetable, para un auto de sus dimensiones.

El aspecto más sobresaliente del Instinct Concept es el ser un auto completamente autónomo –con la precaución de que el conductor puede tomar el control cada vez que desee- dando otra vuelta de rosca a este, tan llevado y traído tema.  Además, su nivel de integración es elevadísimo, pues “escucha” a los dispositivos móviles de su conductor, es capaz de saber que éste acaba de hacer ejercicio –por suerte, no define el tipo de ejercicio- mediante las aplicaciones del smartphone o el smartwatch, y le proporciona una conducción relajada.

Igualmente, ahora se multiplican las cámaras -me temo que pronto tendremos tantas a bordo como en un partido de futbol- pues se incorporan varias en los faros delanteros para poder “leer” el camino delante nuestro.  Por supuesto, se mantienen las “normales” que sustituyen a los espejos retrovisores y la de marcha atrás.

El diseño está regido por una silueta agresiva, con pilotos afilados integrados en un conjunto de claro aire coupé.  Por demás, las cuatro puertas disponen el sistema de apertura suicida, con el que las puertas traseras se abren del revés.  Todo se complementa con unos pasos de rueda sobredimensionados.

Dentro de un auto Peugeot construido sobre la experiencia de este Instinct Concept, ya no encontraremos botones físicos.  Las pantallas han acabado de desplazarlos por completo.  Aquí, la mayor es una de 9,7 pulgadas desde la que se podrá, incluso, manejar la domótica de la casa -abrir o cerrar persianas, conectar o desconectar la climatización, encender o apagar las luces, etc.-. Además, es extremadamente cómodo, pues los asientos se reclinan por completo, para que usted pueda viajar acostado, mientras el Instinct Concept se conduce de forma autónoma, si es que llega a confiar tanto en él.

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.