Skip to Content
Friday, 20 de October de 2017.
561

China estimula producción de aviones comerciales


08/08/2017
Willy Hierro Allen

China trabaja fuertemente en su producción de aviones comerciales. Desde el mes pasado (julio 2017) está fabricando masivamente el ARJ21-700, una aeronave comercial de mediano alcance que vuela desde finales de 2015.
avion-china
El ARJ21-700 (ARJ significa Advanced Regional Jet) tiene capacidad para 90 pasajeros, vuela con dos motores traseros General Electric CF34-10A y posee una autonomía de vuelo de casi 3 700 km. Es fabricado por COMAC (Corporación de Aviones Comerciales de China), empresa dedicada a la construcción de aviones que obtuvo la licencia de producción expedida por la Administración General de la Aviación Civil de China para el ARJ21-700.   

COMAC planea entregar los primeros cinco aviones de esta producción a finales de este año 2017. Según se pudo conocer, COMAC recibió pedidos de 413 unidades del ARJ21-700, ya efectuados por 19 clientes. La primera unidad de esta aeronave para 90 pasajeros, tras 12 años de desarrollo, le fue entregada para su explotación a la empresa Chengdu Airlines (propiedad de COMAC) a finales de 2015 y hasta hoy, ya ha transportado más de 15 000 personas, informó la aerolínea.

Este avión tiene una versión mayor en desarrollo, el ARJ21-900, que puede llevar 115 pasajeros. China ensambló aeronaves para diferentes compañías como AIRBUS (el A320 en la planta de Tianjin) o el MacDonnell Douglas

(MD-10/DC-10), sin embargo éste ARJ21-700 está diseñado, desarrollado, fabricado, ensamblado y certificado en China. Es el primer avión comercial en producción y actualmente operando, totalmente chino.

Y aunque pueda sorprender su semejanza con el DC-9, no es casualidad, ya que COMAC ensambló hace tiempo el MD-80, de MacDonnell Douglas (la compañía que hoy es propiedad de Boeing), que según aseguran “inspiró” a los diseñadores chinos para el ARJ21-700. No es simplemente una copia, reseña la publicación especializadas Aviation Week.

Esta no es la primera vez que China trabaja en un avión comercial propio, a finales de los años 70 lo intentaron con el Shanghái Y-10. Prototipos de ese avión realizaron más de 100 vuelos de prueba entre 1980 y 1984, pero al no tener demanda ni mercado, el proyecto del Shanghái Y-10 fue cancelado. Y además en ese momento otras compañías aeronáuticas no chinas fabricaban y comercializaban aviones más modernos y eficientes.
avion-china
China acelera sus esfuerzos para desarrollar aviones comerciales propios y tiene en cartera el C919 (excelenciasdelmotor.com), un jumbo de fuselaje estrecho que podría competir con el ya anticuado A320 de AIRBUS o con la nueva generación del B737 de Boeing.