Skip to Content
Wednesday, 22 de February de 2017.
527

Pedro Portuondo contra todo pronóstico se coronó en la Gran Piedra


15/02/2017
Texto: Willy Hierro Caveda /Fotos: Calixto Llanes

Nadie ayer tenía entre los favoritos al santiaguero Pedro Portuondo (Tato), pero la realidad es que subió como una moto y dejó atrás –en pleno ascenso- una escapada de dieciocho ciclistas entre los que estaba el artemiseño Álvaro Soca y su compañero de filas Félix Nonarse. Así, Santiago de Cuba tiene dos victorias al hilo, mientras que Portuondo se perfila como máximo candidato a llevarse el Clásico. Lo acompañaron en el podio, Frander Castillo de Guantánamo y Víctor Horta de Ciego de Ávila.

Luego del silbatazo de apertura de la segunda etapa, sobre un trazado de 106 km, comenzaron los ataques. Al principio ninguno fructificó, pero a poco más de 10 km se organizó una escapada de dieciocho pedalistas que pudo llegar primero a Santiago de Cuba y luego a la base de La Gran Piedra.

Antes de llegar al dificilísimo tramo final de carrera se disputaron tres metas volantes. La primera en el km 45, La Maya, ganada por el guantanamero Onel Santaclara, escoltado por el combativo Willy González (Santiago de Cuba) y el cienfueguero Joaquín Samón. Los fugados siguieron rumbo a la segunda volante en Songo, km 51, donde repitió Santaclara, quien tuvo al rebufo a otro santiaguero, Argenis Frómeta, y a Félix Nonarse (Artemisa).

Sin embargo, en Santiago de Cuba no le dieron espacio al esprínter guantanamero y Maikol Hernández (Matanzas) pasó primero por la volante ubicada en la Ciudad Escolar 26 de Julio (km 77), segundo fue Darian Suárez (Cienfuegos) y tercero Edieser Cordero de Granma.

Los Peugeot 208 mostraron carácter en la loma, a pesar de que algunos están motorizados con pequeñas unidades de tres cilindros y 80 CV. Los de transmisión automática coronaron con mayor facilidad, con unidades de cuatro cilindros y 120 CV de potencia. 

En la escalada final parecía que los artemiseños, Soca y Nodarse, coronaban la etapa; sin embargo, sorpresivamente se les acabó el combustible en los exigidos repechos de La Pared y El Olimpo y quedaron sin opciones. Allí mismo Portuondo se convirtió en protagonista de la etapa y de la Vuelta, cuando luego coronó La Gran Piedra al pasar por la raya con un tiempo de 3 h 09 min 11 s.

Mañana se correrá la tercera etapa: Santiago de Cuba – Bayamo (125 km), con tres metas volantes: Palma Soriano (km 50), Contramaestre (km 78) y Jiguaní (km 100). Por otra parte, el santiaguero Pedro Portuondo portará la camiseta de líder. 

Enviar nuevo comentario

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar el spam automatizado.
Image CAPTCHA
Introduzca los caracteres que aparecen en la imagen.