El Cadillac de Perón que nunca usó

Creado: Dom, 10/02/2019 - 11:00
Autor: Willy Hierro Allen
El Cadillac de Perón

El expresidente de Argentina, Juan Domingo Perón (1895-1974) adquirió, en 1955, un nuevo Cadillac modelo 67X, serie 62. Nunca lo usó ¿Por qué?

Hay automóviles que, en la Historia, se convierten en leyenda por sucesos curiosos que le dan protagonismo. Este es el caso del auto Cadillac de Juan Domingo Perón, militar, político, intelectual y presidente argentino, único (hasta hoy) en ser presidente de Argentina tres veces, todas por elecciones democráticas.

El Cadillac de Perón

En 1946 Perón es elegido presidente y en 1952, reelegido. Sin embargo, no terminó su segundo mandato, a mediados de 1955 fue derrocado. Un poco antes de su caída, Perón adquirió ese Cadillac (del año 55) que nunca pudo usar. ¿Pero solo porque Perón no lo utilizó se hizo famoso? No, existieron otras razones.

Debo aclarar que Perón sí utilizó un Cadillac (1951) modelo 75, la limusina presidencial, que pretendió cambiar por el nuevo descapotable. Entonces ese Cadillac que compró Perón, fue utilizado primero por las autoridades que perpetraron el golpe de estado y, luego, por quienes ocuparon la alta magistratura de la Argentina.

Otros que usaron el Cadillac

Así, lo usaron Arturo Frondizi, Arturo Illia, Jorge Rafael Videla, Raúl Alfonsín (en su ascensión al poder) y el presidente venezolano Hugo Chávez, que lo condujo durante una visita a Argentina por los jardines de Olivos (2006) en compañía de Julio de Vido. Lo más curioso es que cuando tomó el poder para su tercer mandato, Juan Domingo Perón tampoco usó el Cadillac convertible de esta historia.

El Cadillac de Perón vista interior

El 12 de octubre de 1973, Perón vuelve a la presidencia de Argentina en un auto Rambler modelo Ambassador, fabricado en Argentina por IKA. Esto dio pie a que el Cadillac modelo 67X, serie 62, que había comprado Perón en 1955, acrecentara su carácter mítico. La pregunta era ¿por qué, estando allí, Perón no utilizó el Cadillac que había comprado?

El actual presidente argentino Mauricio Macri sí pretendió utilizar el viejo Cadillac en su ascensión al poder, pero no pudo. ¿Por qué? La organización del desfile explicó que el auto no se encontraba en óptimas condiciones. El Cadillac de Perón había estado al servicio del cine argentino y luego en la muestra Auto-Clásica (2012) la expo vintage mayor de Suramérica.

El Cadillac de Perón vista lateral

El presidente Macri ordenó restaurarlo. Luis Spadafora, director del Museo del Automóvil argentino, se encargó. En la carrocería, sobre el capot, tenía la patada de caballo de un Granadero y estaba raspado un costado por una tranquera de La Rural. El motor V8, de casi 7 L, necesitaba reparación. Todo el auto requería una revisión general.

El Cadillac de Perón vista delatera

Hoy, totalmente restaurado, está en el Pabellón Ocre de La Rural, donde cada edición del Salón del Automóvil de Buenos Aires, muestran los autos clásicos. Se encuentra entre el Papamóvil de Juan Pablo II y un Rambler Ambassador. Y cuentan que los visitantes se ven atraídos por la leyenda de el Cadillac de Perón que nunca usó.

Sobre el autor

Fue mecánico y corredor de motocicletas en los años 60, hace periodismo desde 1971 con artículos sobre el transporte terrestre, aéreo y marítimo, es Licenciado en Periodismo desde 1979,  premiado en concursos, coautor de libros, escribió para radio y televisión, publica notas en medios nacionales y extranjeros, dirige publicaciones especializadas.