El primer cubano recordista mundial de automovilismo

Creado: Lun, 15/07/2019 - 12:22
Autor: Leonel Nodal
El primer cubano recordista mundial de automovilismo

Los cubanos celebraron su primer recordista mundial de automovilismo en 1905, cuando en La Habana apenas circulaban una docena de coches de motor.

El habanero de origen vasco Ernesto Carricaburo se coronó en la Primera Carrera Internacional de autos realizada en Cuba a mediados de febrero de 1905, disputada sobre una distancia de 158 kilómetros, equivalentes a 100 millas.  

El primer cubano recordista mundial de automovilismo

Carricaburo, corrió el tramo de ida y vuelta Arroyo Arenas a San Cristóbal en 1 hora, 59 minutos y 53 segundos y estableció récord mundial al promediar la tremenda velocidad para aquella época de 85 kilómetros por hora, al timón de un Mercedes de 60 caballos, propiedad de Enrique Conill, marcado con el número 5.

A la primera carrera internacional por la Copa Habana, disputada el 13 de febrero, concurrieron algunos de los corredores y autos más famosos y potentes de la época.

La carrera comenzó 12:10 del mediodía en Arroyo Arenas, según la crónica del investigador Orlando A. Morales Pulido, en su libro "La Historia del Automóvil en Cuba".

El primer cubano recordista mundial de automovilismo

El primero en arrancar fue el Renault AK 40 HP del piloto irlandés-estadounidense Joe Tracy, quien se había destacado como ganador de las carreras Paris-Madrid con ese auto.

Tracy sería seguido por el veterano piloto H.R. Fletcher que piloteaba un auto De-Dietrich de 80 caballos de fuerza, pero justo después de salir se presentó una avería que le hizo perder valiosos minutos.

El experimentado piloto francés Birk partió tercero con un Mercedes de 40 caballos de fuerza, y a continuación seguía el cubano Carricaburu.

El último automóvil era el auto De-Dietrich, de Ramón G. Mendoza con una potencia de 35 caballos.
Se había inscripto un sexto competidor, que conduciría un Mercedes de 90 CV propiedad del adinerado E.R. Thomas, pero justo antes de la partida tuvo problemas técnicos y no pudo participar.

El primer cubano recordista mundial de automovilismo

La Copa Habana, financiada por el ayuntamiento habanero, tuvo entre sus principales organizadores al llamado “senador” William J. Morgan, principal impulsor del torneo original de Ormond Beach.

Según escribió en 1905 la revista Motor Age, la carrera fue parte de una estrategia de “personas como el senador Morgan, que soñaban con beneficiarse del comercio de viajes turísticos” a la Isla, mediante acuerdos comerciales con los gobernantes cubanos de aquel período.

Sobre el autor

Corresponsal y periodista de Prensa Latina.

Te puede interesar