Ciudad Deportiva: Historias de una rotonda habanera

Creado: Dom, 28/04/2019 - 08:00
Autor: Leonel Nodal
La rotonda de la Ciudad Deportiva y el Bidet de Paulina o la Fuente Luminosa

La rotonda de la Ciudad Deportiva, es el primer monumento arquitectónico que sale al paso de los visitantes al salir del Aeropuerto Internacional “José Martí” rumbo a la ciudad.

Los residentes más viejos de La Habana todavía le aplican el burlón mote de Bidet de Paulina, que le cayó encima cuando fue inaugurada en 1945, debido a la truculenta historia que acompañó su edificación, vinculada al entorno familiar del presidente de turno.

La rotonda de la Ciudad Deportiva

La expansión de la capital habanera y el creciente tráfico de autos requirieron la construcción de nuevas vías y fórmulas para facilitar la interconexión de los barrios.

La apertura del aeropuerto internacional de Rancho Boyeros, el 24 de febrero de 1930, impuso la necesidad de construir una doble vía que conectara con la ciudad, en un rápido viaje de ida y vuelta.

La rotonda de la Ciudad Deportiva vista desde Boyeros

Resultante de varias construcciones de avenidas para ir uniendo localidades en la capital, sobretodo de acceso o entronque al citado aeródromo, surgió la hoy famosa rotonda situada en una de las intersecciones más importantes y conocidas de La Habana, formada por el encuentro de Avenida 26, Boyeros y Vía Blanca, en el antiguo barrio Aldecoa del municipio Cerro.

La solución vial ganó notoriedad con la erección en su centro de una Fuente Luminosa, inaugurada en 1945, durante el gobierno del presidente electo por el Partido Auténtico, Ramón Grau San Martín.

La rotonda de la Ciudad Deportiva

Más que por su belleza, la fuente se destaca por su ubicación y su leyenda cultivada por sucesivas generaciones de habaneros.

Para construirla fue necesario indemnizar a algunos residentes para que dejaran libres las parcelas donde se erigió, primer motivo de sospechosos manejos financieros.

La rotonda de la Ciudad Deportiva y el Bidet de Paulina o la Fuente Luminosa

La diseñó un primo del presidente, el arquitecto e ingeniero José San Martín, quien fue secretario de Obras Públicas durante su gobierno.

La fuente la conforman tres vasos circulares, construidos en piedra de cantería, atravesados por una columna que contiene el surtidor. Los chorros de agua rebotan en un tope cilíndrico para después depositarse en un estanque de forma circular.

Durante la noche un juego de luces de colores les da mayor prestancia.

La rotonda de la Ciudad Deportiva y el Bidet de Paulina o la Fuente Luminosa

Al ser inaugurada en 1945, la población la bautizó como “el bidet de Paulina”, en una irónica alusión a la presunta lujosa sala de baño de Paulina Alcina, viuda del hermano del presidente, quien hacía las veces de Primera Dama de la República, y convirtió a la fuente en un alarde de poder.

Siete años más tarde, en noviembre de 1952, tras el golpe militar del general Fulgencio Batista al sucesor de Grau, comenzó a construirse en sus proximidades un nuevo coliseo deportivo, para sustituir al antiguo Palacio de los Deportes, una institución antiguamente ubicada frente al Hotel Habana Riviera.

El 26 de febrero de 1958 abrió sus puertas la Ciudad Deportiva y terminó por imponer su nombre a la rotonda, punto clave de distribución del tráfico hacia el centro norte de la ciudad, a los residenciales barrios del oeste y hacia la Vía Blanca y el entronque con la Autopista Nacional rumbo al este del país.

Fotos: Fernando Collado

Sobre el autor

Corresponsal y periodista de Prensa Latina.

Te puede interesar