Ford Puma, en cuatro años se hizo inmortal

Creado: Mar, 14/05/2019 - 11:22
Autor: Jorge E. Wong
Ford Puma, en cuatro años se hizo inmortal

El Ford Puma es un icono de los pequeños cupés baratos de finales del Siglo XX, un segmento que tuvo entonces su esplendor. Comercializado solo en Europa, desde 1997.

Origen Ford Puma

Ford lanzó el Puma para aprovechar el auge de ese tipo de autos.  Dos años antes, General Motors había lanzado el Opel Tigra, desarrollado sobre el Corsa. Ford decidió dar batalla y creó su modelo, a partir de la plataforma del Fiesta. Para enfatizar el objetivo de su lanzamiento, lo bautizó con otro nombre de felino: Puma.

Ford Puma 1999

También te puede interesar, Nuevo Ford Puma 2020.

Características Ford Puma

El Puma era un cupé pequeño, de tres puertas, con atrevido y acertado diseño, el cual era parte del estilo New Edge de Ford.  El extremo trasero lograba un “look muy europeo”, aportando la intención deportiva del modelo.  

La gama inicial de colores reverenciaba a los máximos exponentes históricos del automovilismo. Así, podía adquirirse en tres colores: rojo, verde y gris plata. El primero, asociado a los bólidos italianos, el segundo a los deportivos británicos; y el último a los extraordinarios modelos alemanes.

Ford Puma 1999
Siendo un modelo para Europa, este fue un importante recurso subliminal de mercado.

Rendimiento

El Puma ofrecía dos motores: el motor estándar era el Zetec de aluminio de 1,4 L con 90 CV y un motor de 1,7 L y 125 CV. El primero era el mismo del Fiesta, mientras el segundo era construido por Yamaha y contaba con camisas secas, tratadas al nikasil, y distribución variable. Gracias a ello, ofrecía el 80% del par máximo a tan sólo 1800 rpm, brindándole recuperaciones y aceleraciones brillantes y prestaciones superiores a sus rivales.

Interior del Ford Puma 1999

Como complemento, el cambio de velocidades de recorridos cortos, preciso y de tacto metálico, favorecía la conducción deportiva.

Equipamiento

La pizarra –procedente del Fiesta- tenía inserciones imitando aluminio, para diferenciarlo y darle un aspecto más racing. Los instrumentos, con los relojes en fondo blanco, realzaban la deportividad.

Además, se equipó al Puma con sistema ABS y control de tracción. En seguridad pasiva, montaba airbags para conductor y pasajero, barras de protección lateral y cinturones de seguridad con pretensores.

Interior del Ford Puma de 1999

Publicidad y lanzamiento

La campaña publicitaria fue muy novedosa, incluyendo un anuncio para cine y TV con Steve McQueen, gracias a un montaje excelente, conduciendo el modelo por las calles de San Francisco.

El Ford Puma tuvo un precio alto, para su clase, y nunca fue un éxito de ventas. Desapareció en 2001, pero en esos cuatro años dejo una fuerte impresión. Hoy se le considera un modelo exclusivo y su cotización en el mercado tiende al alza.

Sobre el autor

Graduado de Ingeniería Mecánica Automotor en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría (I.S.P.J.A.E.), en 1987.  Ha desarrollado toda su vida laboral dentro del sector automotriz. Ha colaborado de manera ininterrumpida, desde 1987, en diferentes publicaciones dedicadas al transporte –y en específico al automovilismo- entre las que se encuentran las revistas Transporte y Sendas, ambas adscritas al Ministerio de Transporte de Cuba. Es fundador de nuestra publicación, desde su número piloto, y ha colaborado en otras publicaciones del Grupo Excelencias.

Te puede interesar