La moto que cruzó sola el Océano Pacífico

Creado: Mar, 17/07/2018 - 14:01
Autor: Willy Hierro Allen
Moto en el Océano Pacífico

La Harley-Davidson de Ikuo Yokoyama hizo su viaje en solitario desde la ciudad de Yamamoto, al norte de Japón, hasta una playa de la Columbia Británica, al oeste de Canadá. Unos 5 000 km a través del Océano Pacífico.

A Ikuo Yokoyama, un japonés de 29 años, le cambió la vida a las 2:46 p.m. del viernes 11 de marzo de 2011. Fue obra del Gran Terremoto del Japón Oriental, de magnitud 9 Mv y 6 minutos de duración, el más grande sufrido en Japón y el quinto más potente del mundo. Le siguió un tsunami con olas de 40.5 m que arrasaron 18 prefecturas niponas.

Perdieron la vida 25 118 personas, entre muertos y desaparecidos, destruyó 45 000 edificaciones y 230 000 vehículos fueron seriamente dañados. Entre las viviendas devastadas y vehículos de baja por desaparición o inservibles, en la prefectura de Miyagi, donde está la ciudad de Yamamoto, el lugar de residencia de Ikuo Yokoyama, estaban su vivienda y su querida motocicleta Harley-Davidson.

Moto en el Oceano Pacifico
Aquí pudo terminar la triste historia de Ikuo Yokoyama, uno de tantos damnificados del terremoto y posterior tsunami japonés de 2011… Pero el 18 de abril de 2012, cuando el canadiense Peter Mark se encontraba dando un paseo en su todoterreno por zonas aisladas de una de esas islas costeras de la Columbia Británica, divisó un raro amasijo de troncos, un gran objeto metálico y plantas marinas, que llamó su atención.

Tras desbrozar el bulto se sorprendió al descubrir una motocicleta y quedó perplejo al ver que tenía matrícula de Japón.¡Una Harley-Davidson en la arena de una playa desierta donde el mar suele depositar su recalo! Lo que sintió o pensó Peter Mark solo él lo sabe, aunque sí podríamos imaginarlo.

Dio parte a las autoridades y comenzó la investigación: ¿qué hacía la moto de Japón en la playa de Canadá? Y ¿cómo llegó ahí?

Por la matrícula las autoridades japonesas localizaron a Ikuo Yakoyama, su propietario, quién quedó atónito: ¡apareció su motocicleta un año y 38 días después de ser robada por el mar! ¿Y dónde? ¡Nada menos que en Canadá, a más de 5 000 km de casa! ¿Es que acaso atravesó el Océano Pacífico, por debajo del agua, para llegar hasta allá? ¡No me diga! Porque ni Ikuo ni las autoridades canadienses y japonesas podían creerlo.

Así, Ikuo Yakoyama recibió miles de mensajes de “harlystas” de todo el mundo brindándole su ayuda, incluido el de Bill Davidson, vicepresidente del Museo Harley-Davidson. Pero Ikuo, que había tenido que irse a vivir de forma provisional a otra prefectura (lejos del mar), no quería de regreso su moto. Agradeció a todos, especialmente a Bill Davidson, a quien autorizó a exhibir su moto en el Harley-Davidson Museum, donde hoy “reposa”.

Sobre el autor

Fue mecánico y corredor de motocicletas en los años 60, hace periodismo desde 1971 con artículos sobre el transporte terrestre, aéreo y marítimo, es Licenciado en Periodismo desde 1979,  premiado en concursos, coautor de libros, escribió para radio y televisión, publica notas en medios nacionales y extranjeros, dirige publicaciones especializadas.