Clásicos unidos por una Vía Blanca

Creado: Mar, 07/05/2019 - 16:23
Créditos
Sergei Montalvo Aróstegui
Recojida de Vía Blanca

Un grupo de Harlistas Cubanos y del Club de Autos Clásicos Británicos se dieron cita este sábado para limpiar la Vía Blanca del occidente cubano.

El sonido que —como voz propia— caracteriza a los clásicos motores Harley-Davidson, Honda y Triumph se hizo sentir en Vía Blanca el sábado pasado cuando, junto a varios integrantes del “Club de Autos Clásicos Británicos”, realizaron en la zona del Intermitente de Guanabo un trabajo voluntario para recoger la basura que conductores y peatones desobedientes arrojan a las orillas de esta vía.

Casa Harley Davidson en el Cerro

Más de una veintena de motocicletas salieron cerca de las nueve de la mañana de la Casa Club Cuban Harleys —ubicada en Primelles No. 372 del municipio Cerro, en La Habana— rumbo al punto acordado para la “limpieza”, donde ya los esperaban los automóviles. Los clásicos unidos empezaron así las faenas de esa jornada.

La idea original fue de Kristen MacQueen y su esposo Abel Pez Céspedes, ambos miembros de Harlistas Cubanos y dueños de una Harley-Davidson Sportster 883. Kristen, canadiense de nacionalidad, pero radicada en Cuba desde hace 25 años, es fiel apasionada a las motos clásicas y expresó a Excelencias del Motor que siempre ha tenido una conciencia ecológica y medioambiental.

Kristen MacQueen idea de la recogida en Vía Blanca

Hace seis semanas decidí empezar a limpiar una parte de la Vía Blanca —agrega. Empecé por la entrada de la playa Boca Ciega, todos los sábados, recolectando entre 10 y 15 bolsas de basura. Las reciclaba entre papel, cartón, plástico, vidrio, aluminio, hierro, y al terminar mi esposo Abel venía a ayudarme a recoger las bolsas y así llegue hasta el garaje de “Gato Verde”; pero la tarea es grande y se avanza más con amistades, y hoy gracias al apoyo de muchas amistades se logró hacer muchísimo trabajo en menos tiempo.

Aquellos que se sumaron lo hicieron con el ánimo de aportar, “echar una mano”, contribuir con el embellecimiento de la cuidad maravilla y ayudar al medio ambiente con esta hermosa tarea de buena voluntad.

Recojida de Vía Blanca

Destacó la labor de Odalis y Brito, matrimonio de Harlistas, quienes con su Triciclo Harley-Davidson Flathead 1947 rodaron hasta la “Casa Harley” desde la localidad de Santa Marta, cercana a la Península de Hicacos en la provincia de Matanzas, para incorporarse a la faena; como también lo hizo desde el municipio de Caimito, en la provincia de Artemisa, el tornero Rafael Díaz con su moto Harley Indian Scout 750.

Y sin dejar de mencionar a Lyng Chang, este gran activista de Harlistas Cubanos que precisamente utilizó la voz de este club para hacer este bien social. Su Harley-Davidson Knuclehead E.L 1000cc (Diseño Militar) del año 1947 es una bellísima moto clásica que fue galardonada en el II Salón Excelencias del Motor.  

Harlistas Cubanos en la recojida de Vía Blanca

También se incorporó a esta voluntaria labor Lesley Saunderson, cónsul de Gran Bretaña en Cuba, acompañada por Reisa Fernández, Sandra López, Natalia Clarke-Pinder, José E. González, Sixto Martínez y Brendan O’Driscoll, todos en representación de la Embajada Británica en Cuba.

De la misma forma, el italiano Spina Michele se sumó a la tarea de limpieza. En su país es propietario de una Harley Street Bob Special Edition 2016 y disfruta ahora de sus vacaciones en nuestra isla, por lo que se integró a la familia de Harlistas Cubanos. Expresó al equipo de Excelencias Motor que participaba conjuntamente y “echaba una mano”  en esa faena porque ver motos Harley en La Habana y en otras partes del mundo es como ver un hermano, por eso me sumo a este quehacer y es incondicional la hospitalidad y hermandad que con que me recibe esta gran familia de la cual ya pasé a formar parte.

Recojida de Vía Blanca, foto general

Todo los vecinos de esa localidad y los trabajadores de la empresa comunales que se sumaron a la tarea le agradecen a los Harlistas, y al Club de Autos Clásicos Británicos  por esta iniciativa; como lo testificaron Consuelo Pavón Gutiérrez y Yordania Costa Truyente, miembros del Poder Popular y del Partido en Guanabo.

Afirmaron que esta iniciativa es muy significativa e importante, ya que estamos protegiendo el medio ambiente y esta es una disciplina en la que la sociedad debe impregnarse a la misma. Además, nos ayuda a cuidar el entorno, a mantener una cultura de limpieza e higiene de La Habana por sus 500 años, así como elevar la calidad de vida de esta hermosa ciudad, y a su vez, es maravilloso ver como hasta personas del otro lado del mundo se suman a esta actividad y se sensibilizan con la tarea humanitaria de tener embellecido el entorno de nuestro país.

Camión de la recojida de Vía Blanca

La Vía Blanca fue la primera autopista cubana, su construcción comenzó en 1954, y conecta La Habana con la cuidad de Matanzas, pasando por la provincia de Mayabeque y extendiéndose hasta la península de Varadero con una longitud de 138 km. Su nombre le fue concedido porque la mayor parte de su recorrido lo hace bordeando la franja de las playas de arenas blancas ubicadas al norte de la isla.

Proteger el medio ambiente, elevar la conciencia del pueblo y crear una cultura higiénica es tarea de todos, entre muchos se puede lograr. Fue este el principal mensaje del día.

Fotos: Sergei Montalvo Aróstegui

Etiquetas
Créditos
Sergei Montalvo Aróstegui

Te puede interesar