El puente de los monos

Creado: Jue, 15/10/2020 - 08:05
Créditos
Willy Hierro Allen
El puente de los monos

Para salvar a los primates tamarino león dorado, en Brasil, se construyó un puente(El puente de los monos) por encima de la autopista que divide su habitad natural.

Hace poco más de dos meses, en agosto (2020), quedó listo el puente de los monos sobre una carretera interestatal en Silva Jardim, estado de Río de Janeiro, Brasil. Este “paso de fauna”, como se le conoce a este tipo de instalaciones, se construyó para el cruce de los primates tamarino león dorado, sin sustos, por encima de dicha doble vía de cuatro carriles.

La zona es una de las últimas reservas de selva tropical cercana a la costa atlántica, habitad natural de los primates tamarino león dorado, especie en peligro de extinción. La carretera a través de la selva, divide el habitad de los animales del bosque y pone en riesgo aquel que quiera cruzarla en medio del tráfico vehicular.

Te puede interesar: Los puentes de cristal

El tamarino león dorado es un animal icónico en Brasil: los billetes de 20 reales llevan estampada su figura. Es un monito pequeño, de apenas una libra de peso, cuya piel negra contrasta con su pelambre color naranja y el característico mechón de pelo que adorna su cabeza. La deforestación y la caza furtiva por traficantes de animales, casi acaba con ellos.

el puente de los monos

En los años 70, científicos locales iniciaron programas de conservación de esta especie, pues su existencia se redujo a unos 200 ejemplares. Así fue creada la reserva Poco de Dantas, en 1974, en el interior del estado de Río y, para 2014, el censo de la Asociación del Tamarino León Dorado (AMLD, sus siglas en portugués) ya tenía más de 3 400.

El puente de los monos lo construyó la AMLD, con el propósito de que los primates crucen sin peligro esta carretera interestatal que parte en dos su habitad. Tiene unos 40 metros de largo y 20 de ancho. Toda la superficie del puente está sembrada de árboles, aún pequeños, de manera que estos animalitos se sientan seguros al pasar.

Este “paso de fauna” conecta la reserva biológica de Poco de Dantas, Silva Jardim, con una finca adquirida por la AMLD, la cual se convertirá en un parque ecológico, donde los primates tamarino león dorado reinarán por sus respetos y se podrán reproducir. Agregan los científicos que, al cortar la carretera su habitad, la reproducción quedaba limitada en ambas orillas, sin el intercambio de individuos.

Te puede interesar: Los puentes que cruzan La Habana

 Los primeros “pasos de fauna” fueron construidos en Francia, allá por la década del 50, luego se fueron sumando otros países europeos, como los Países Bajos, Suiza, Alemania y demás. No todos utilizan puentes para, al menos, reducir el conflicto entre la fauna y las carreteras, están también los túneles y ductos.

El puente de los monos

Las carreteras y líneas férreas o eléctricas, han cortado el habitad natural de los animales y plantas en todo el mundo. La civilización y su necesaria movilidad, corre por sus viales dentro de las selvas, atropellando animales y plantas en su loca carrera en pos del “desarrollo”.

Los “pasos de fauna” son parte del esfuerzo por mitigar esos daños. Pero hay muchos más, además del puente de los monos. Ya tengo en cartera, para contarles próximamente, sobre los puentes para los cangrejos de la Isla Navidad, en Australia, y los pasos para las tortugas bajo las vías férreas de Japón… Esté al tanto. 

📷: https://www.latimes.com/

Créditos
Willy Hierro Allen

Sobre el autor

Fue mecánico y corredor de motocicletas en los años 60, hace periodismo desde 1971 con artículos sobre el transporte terrestre, aéreo y marítimo, es Licenciado en Periodismo desde 1979,  premiado en concursos, coautor de libros, escribió para radio y televisión, publica notas en medios nacionales y extranjeros, dirige publicaciones especializadas.