¿Qué líquido de frenos utiliza tu bicicleta?

Creado: Mar, 17/11/2020 - 15:29
Créditos
Alexis Leyva
líquido de frenos

Aunque en Cuba es más común ver el frenado mecánico en ciclos, un grupo moderno emplea sistemas hidráulicos con freno de disco. Los fluidos usados en este caso son tres. ¿Conoces de ellos?

El aceite mineral tiene características físico-químicas poco divulgadas debido al monopolio que sobre su diseño y producción han creado los fabricantes de bicicleta Shimano y Magura. Ello provoca –incluso- que no se rija por ninguna especificación internacional, sino por controles de calidad propios. Giant y Tektro también lo emplean en algunos modelos.

Su prestación más distintiva es ser hidrófobo, por lo que no absorbe humedad del ambiente. El agua aumenta la corrosión y disminuye el punto de ebullición del fluido. Debido a esto, cuando el líquido se calienta al frenar, se forman burbujas de vapor que le restan eficacia al proceso.

La viscosidad ronda los 18 cSt a 40°C y su aditivación tiene características de un aceite hidráulico. Aun así, es un error pensar que se asemeja a sus similares empleados en la automoción. Es una práctica riesgosa emplear en estos menesteres aceites LHM, típicos de sistemas hidráulicos o de suspensión de autos franceses. El LHM parece ser de viscosidad similar, pero su principal desventaja es que tienen el punto de ebullición unos 30-40°C por debajo del aceite Shimano.

Te puede interesar: CUBALUB, lubricantes cubanos ¡y de calidad!

Los sintéticos son más comunes que los aceites. Son los mismos que utilizamos para motos y autos. Su normación está establecida por el Departamento de Transporte de los Estados Unidos y comprende cuatro clasificaciones: DOT 3, 4, 5 y 5.1. En ciclismo se emplean solo dos tipos. Por ejemplo, fabricantes como Hope o Avid emplean DOT 5.1 y Formula, y otros tantos, DOT 4.

A estos últimos se les llama LMA (Low Moisture Absortion) por su baja absorción de humedad. Esto le garantiza alto desempeño y vida útil prolongada. Por otro lado, DOT 5.1 no es una evolución del DOT 5, sino del DOT 4. Tiene mayores sus puntos de ebullición seco y húmedo respecto a este, pero muy baja viscosidad. Ello puede provocar fugas si el sistema de la bicicleta no está diseñado para ello.

Amén del fluido que emplee, no haga mezclas. Sea disciplinado con los mantenimientos y evite los experimentos: los frenos nos garantizan la vida y la de nuestra familia.

📷: https://www.cycletyres.es/

Etiquetas
Créditos
Alexis Leyva

Sobre el autor

Colaborador de la revista Excelencias del Motor. Ha escrito artículos y colaborado en publicaciones relacionados con el mundo de los aceites y lubricantes de motor.

Te puede interesar