Conocimos al grupo de FIAT 126 de Cuba

Creado: Vie, 27/03/2020 - 13:36
Créditos
Rebeca Valdes Espinosa
FIAT 126

Antes del llamado a quedarnos en casa, nació en la capital cubana, La Habana, un grupo de auto clásicos singulares, los llamados Polaquitos: FIAT 126 de Cuba.

Los FIAT 126 fue creado en los años 80 en Polonia, por su tamaño reducido se ganó el nombre de "pequeñín", y en Cuba el de "polaquito", gracias a la misma cualidad. Este auto, a diferencia de otros modelos, era mucho más económico y asequible para la población, pero con la llegada de nuevos modelos más fiables, grandes y modernos hicieron decaer notablemente el nicho del mercado para este ícono en favor de coches más sofisticados.

Pero así minúsculo, el coche dejó una profunda impronta en la mayoría de sus propietarios, como son el grupo de FIAT 126 en Cuba.

Te puede interesar: Mecánicos cubanos (I), restauración total de un FIAT 125 1974

FIAT 126

Aunque el grupo nace en La Habana sus integrantes son de todo el país, cada auto lleva una pegatina con un número único el cual lo identifica y así posibilita en caso de una avería o accidente darle auxilio por parte de cualquier otro integrante.

Durante el intercambio, Rangel Mejías administrador de la Autoescuela “MISTER VOLANTE”, que utiliza para sus clases prácticas este modelo de coche, junto a Sara Carla—ambos miembros del Grupo— nos transmitieron  la labor que realizan de apoyo e intercambio con todos aquellos propietarios de los llamados Polski.

Te puede interesar: Modelismo naval: el reto de lo pequeño

FIAT 126

Con un encuentro mensual este grupo se reúne en diferentes lugares como Río Cristal, Parque Almendrares, Parque Lenín y la Playa “El Salado”, todas estas junto a la familia. Además de intercambiar acerca de sus autos y ayuda en cuestión de mecánica, comparten, hacen tesoros escondidos y rifan algunas piezas o accesorio para el carro. Todas estas con el objetivo de consolidar la unidad del grupo y pasar un rato agradable.

Ellos son amantes de esta marca, incluso Carlos Escobar, miembro y fundador del grupo, colecciona miniaturas de este modelo de auto. Sus objetivos están bien trazados: no es crear un club, es unirse voluntariamente, comunicarse e intercambiar información y de ser posible ayudarse entre ellos en el arreglo y mantenimiento de estos clásicos del mundo del automóvil.

📷: Rebeca Valdes Espinosa

Etiquetas
Créditos
Rebeca Valdes Espinosa

Sobre el autor

Es Licenciada en Derecho desde el año 2011, posee un Diplomado en Comercio Exterior desde el 2014 y actualmente es Comercial del Grupo Excelencias.

Fanática al mundo automotriz desde pequeña.

Te puede interesar