1939: Alemania, la Guerra Mundial y el Ford Anglia

Creado: Lun, 10/06/2019 - 14:51
Autor: Jorge E. Wong
Ford Anglia

Con Alemania asolando Europa en 1939, la compañía lanzó en Inglaterra el Ford Anglia, un modelo cuyo nombre poseía una referencia alemana. ¡Y tuvo éxito!

Un poco de historia

Ford Motor Company creó su filial británica en 1909 y, para 1911, comenzó a fabricar el Modelo T.  Como en Norteamérica, copó el mercado y, en 1919, el 41% de los autos registrados en Inglaterra eran Ford.  Ya en 1931 inauguró una inmensa planta, la más grande de Europa hasta ese entonces, para producir los autos y camiones Ford Modelo A.

Ford Anglia parte trasera

Ford Anglia, la semilla

Pero esa capacidad hacía pensar en algo más. Y así fue.  En 1932, en plena depresión económica, Ford hace un movimiento temerario y decide poner en el mercado inglés un modelo más compacto que los modelos americanos.  Este era un vehículo más acorde a la proverbial practicidad europea, más austero y muy resistente.  

Se llamó Modelo Y.  Estaba equipado con un motor de cuatro cilindros, de solo 933 cc de cilindrada y 8 CV.  En compensación tenía un costo de apenas 100 libras esterlinas, siendo fabricadas 175,000 unidades, entre 1932 y 1937.

Ford Anglia del filme Harry Potter  
Fue reemplazado por el Modelo 7Y, algo más grande y moderno, y que salió oficialmente al mercado como Ford Eight, del que se vendieron más de 65,000 unidades, entre 1938 y 1939.

El Anglia

Quiso el destino que coincidieran la llegada del Ford Anglia y el inicio de la Segunda Guerra Mundial (SGM), en 1939. Por años me ha resultado curiosa la selección de su nombre, toda vez que Anglia podía tomarse como una referencia alemana, al ser una pequeña península -dentro de la península de Jutlandia- en Schleswig Meridional, al norte de Schleswig-Holstein, Alemania, sobresaliendo a la
Bahía de Kiel

Desarrollado como Proyecto E04C, la tecnología de este automóvil era muy sencilla: tenía frenos mecánicos y un motor con válvulas laterales sin bomba de agua o filtro de aire. Era la evolución lógica de los modelos anteriores, de los cuales tomaba la esencia de su concepción.

Ford Anglia 4 cilindros de 1958

Los terminados eran muy básicos y había solo un modelo, un sedán de dos puertas y cuatro puestos; con una suspensión de resortes transversales que lo hacía muy inestable en las curvas o en terrenos destapados. Hasta 1948 se produjeron más de 55,000 unidades, lo que es extraordinario en una época de guerra y duras restricciones económicas.

Luego, existieron cuatro generaciones fabricadas hasta 1967, con un total de 1.594.486 Anglia producidos.

Sobre el autor

Graduado de Ingeniería Mecánica Automotor en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría (I.S.P.J.A.E.), en 1987.  Ha desarrollado toda su vida laboral dentro del sector automotriz. Ha colaborado de manera ininterrumpida, desde 1987, en diferentes publicaciones dedicadas al transporte –y en específico al automovilismo- entre las que se encuentran las revistas Transporte y Sendas, ambas adscritas al Ministerio de Transporte de Cuba. Es fundador de nuestra publicación, desde su número piloto, y ha colaborado en otras publicaciones del Grupo Excelencias.

Te puede interesar