El Whippet, ancestro del Jeep

Creado: Dom, 29/07/2018 - 10:19
Autor: Jorge E. Wong
Jeep Whippet

Casi perdida entre las brumas del tiempo está Whippet, una marca que perteneció a la Willys Overland norteamericana, allá por la década del veinte del pasado siglo. En ese entonces Willys era la tercera gran compañía de automóviles yanqui, por detrás de Ford y General Motors.  Buscaba diversificar su gama de productos y surge la idea del Whippet.

Datos técnicos del Whippet

El Whippet era ágil y el auto más pequeño  –Whippet viene de galgo, en inglés–  en el mercado norteamericano. Tenía una distancia entre ejes de 2.5 m y estaba equipado con un motor de 4 cilindros, 2.2 L y 30 CV de potencia.  Este mismo motor  –con algunas modificaciones–  sería el mismo que usaría el célebre Jeep, cuando es creado en la Segunda Guerra Mundial.

El pequeño carrito fue presentado en 1926. Su publicidad insistía en sus frenos en las cuatro ruedas, su motor silencioso y económico, su timón ajustable en profundidad y una de las primeras cotas de aceleración que recuerde este junta letras: de 5 a 30 millas en 13 s. Gracias a su muy atractivo precio base de 685 dólares  –el menor en su sector–  vendió más de 100 000 unidades en los primeros once meses.

Ya en enero de 1927 aparece un modelo un poco más largo, con la distancia entre ejes de 2.77 m y un motor de seis cilindros en línea y 40 CV de potencia.  Ese año, un Whippet de esta configuración estableció un récord de resistencia en la mítica pista de Indianápolis, en la categoría de modelos con un precio inferior a mil dólares. La velocidad promedio fue de 90 km/h durante 24 horas. En otros eventos demostró un buen rendimiento, con un consumo de 30 millas por galón, unos 7.8 L cada 100 km.

Para el próximo año de 1928, un Whippet de 4 cilindros cabriolet costaba 545 dólares, es decir, un precio similar al Ford modelo T. Sin embargo, el Whippet era un auto mucho más moderno y cómodo. La oferta en precio del Whippet llegó a ser tan buena que ese año era uno de los autos de seis cilindros más barato en todo el mundo.

Las ventas fueron muy buenas; ya hemos dicho que en su primer año rebasó las 100 000 unidades. La línea del Whippet era de inspiración europea y fue desarrollada en gran parte por Willys-Overland Crossley, la subsidiaria de Willys en Inglaterra. El Whippet venía en versiones cubiertas y convertibles. Esta marca se exportó en cantidades apreciables a Argentina y Uruguay.

Sobre el autor

Graduado de Ingeniería Mecánica Automotor en el Instituto Superior Politécnico José Antonio Echevarría (I.S.P.J.A.E.), en 1987.  Ha desarrollado toda su vida laboral dentro del sector automotriz. Ha colaborado de manera ininterrumpida, desde 1987, en diferentes publicaciones dedicadas al transporte –y en específico al automovilismo- entre las que se encuentran las revistas Transporte y Sendas, ambas adscritas al Ministerio de Transporte de Cuba. Es fundador de nuestra publicación, desde su número piloto, y ha colaborado en otras publicaciones del Grupo Excelencias.

Te puede interesar