Un Benz Victoria en el camino

Creado: Mié, 20/05/2020 - 08:12
Créditos
Amparo López Rego
Benz Victoria

El Benz Victoria Motorcoach#99 de 1894 es el auto más antiguo de Alemania en condiciones de circular y hasta exhibe su moderna placa de matrícula. Conozcámoslo mejor.

Es un Benz Victoria de hace 126 años que no deja de sorprender a residentes y turistas de la ciudad de Einbez, en Alemania.  Su orgulloso propietario y chofer, el coleccionista Karl-Heinz Rehkopf, fundador del museo PS Speicher —al que ya nos referimos en una publicación anterior— disfruta conducir el centenario vehículo que, a pesar de los estrictos exámenes de carretera que se aplican para tal fin en el país, obtuvo su permiso de circulación.

En abril de 2019, acompañado de su dueño y la policía, el auto se sometió a la aprobación de la Asociación de Vigilancia Técnica (TüV), un requisito que cada auto en Alemania necesita superar para circular libremente.

Te puede interesar: MERCEDES-BENZ Y SU “VISIÓN AVATAR” (Mercedes-Benz Vision AVTR)

El veterano Benz, por supuesto, presenta características nada comunes para estos tiempos. No tiene sistemas eléctricos por lo tanto no tiene las obligatorias luces de emergencia ni tampoco las indicadoras.

Sin embargo, mientras que obedezca la restricción establecida de solo transitar a la luz del día en buenas condiciones climáticas (las velas de sus lámparas de latón siempre tienen la mecha sin quemar) y la obligación de utilizar un disco indicador, todo está bien.

Benz Victoria

El auto habitualmente está parqueado en el PS. Scheiper pero rueda en ocasiones especiales por las calles de la ciudad bajo la guía de Karl y con la ayuda de su esposa, quien se encarga del disco señalizador.

En opinión de muchos, este Benz Victoria, no es solo el auto más antiguo de Alemania autorizado para circular, sino del mundo entero.

ALGO DE HISTORIA

Con 6 hp (caballos de fuerza), velocidad tope de 30 km/h y valorado en varios millones de euros —aunque son poco los coleccionistas que pagarían ese precio—, este clásico de 1894 es uno de los ejemplares construidos entre 1892 y 1898 por Benz Motor Company. El modelo Benz Victoria se vendió ampliamente en toda Alemania y aseguran fue el auto favorito de Karl Benz.

Rehkopf lo adquirió en 2009 prácticamente de primera mano aunque tuvo que reparar el cigüeñal y el cilindro del motor; hasta entonces había permanecido durante cuatro generaciones en la familia Gütermann, usado de vez en vez en eventos históricos. Su precio de venta es un secreto que todos los involucrados han acordado guardar.

Benz Victoria

El 16 de mayo de 1895 el auto recibió su primera multa de tráfico al circular a 29 km/h; su chofer, Alexander Gütermann, pagó 3 marcos por la infracción a pesar de que en la época no existía un límite de velocidad.

UNA MIRADA

El Benz Victoria se equipa con una manivela de conducción, debajo de ella hay dos palancas con las que se balancean dos correas de cuero en el volante: es el cambio de velocidad que permite iniciar la marcha tan suavemente como lo hace un cambio automático de nuestra época.

Para frenar hay un pedal, a la derecha, que actúa sobre un eje, y una palanca, a la izquierda, que desacelera las ruedas desde afuera: dígase un freno de pie y un freno de mano. También está habilitado con dos bocinas, cada una con un sonido diferente.

Hay que añadir combustible tras pocos kilómetros de recorrido: Éter de Petróleo, también llamado Benzina, que Rehkopf prefiere adquirir en las farmacias. Una pequeña palanca funciona como acelerador.

De amortiguación…ni hablar, pero en opinión de Gabriele, la esposa de Rehkopf: “aunque se puede sentir cada piedra, resulta divertido”. Quizás porque viajar en él es como un viaje en cámara lenta a través de un muy lejano tiempo.

📷 Portada: https://mercedes-benz-publicarchive.com/

📷: https://mercedes-benz-publicarchive.com/ - Wikipedia

Créditos
Amparo López Rego

Sobre el autor