Ford Thunderbird, una leyenda americana

Creado: Vie, 10/04/2020 - 16:08
Créditos
Willy Hierro Allen
Ford Thunderbird

Ford Thunderbird: Aún se debaten su origen, éxito y fracaso, pero todos lamentan su desaparición, así es la controvertida historia de este auto.

Tras 15 años de su desaparición, el Ford Thunderbird sigue estando entre los autos clásicos americanos más buscados por los coleccionistas, junto al Chevrolet Corvette y el Cadillac, particularmente los modelos fabricados en los años 50 del siglo pasado. Esta es la historia del auto que conquistó Hollywood en La Belle Époque del automóvil americano.

Cuando General Motors sacó el Chevrolet Corvette en 1953, Henry Ford II (nieto del fundador, quien se había hecho cargo de Ford Motor Company en 1945, al regresar de la II Guerra Mundial) aceleró la fabricación de “su automóvil deportivo” para competir con el Corvette, en un mercado que era dominado por los deportivos británicos.

El nombre

Con la maqueta de arcilla terminada y la entrada en producción fijada para el otoño de 1954, en Ford no tenían aún un nombre para el nuevo modelo y, para solucionar el asunto, hicieron un concurso. Se recibieron unas 5000 propuestas. Finalmente, Alden “Gib” Giberson, un estilista del suroeste de EE UU, sugirió Thunderbird, basado en una leyenda aborigen.

FOrd Thunderbird
Ford Thunderbird de 1957 con llanta Continental.

Dicha leyenda es de tribus nativas del desierto de Arizona y Nuevo México y cuenta de un ser divino, Thunderbird, especie de espíritu invisible al ojo humano, que batiendo sus enormes alas creó el viento y el trueno, con lo cual dio al nativo americano, el agua necesaria para vivir en el desierto, a donde el destino lo arrojó.

Sus creadores

A diferencia de General Motors, para crear el Thunderbird, la Ford no hizo un deportivo, sino un automóvil personal de lujo. Un auto que estaba más a tono con las carreteras norteamericanas y coincidía con el americano de nivel medio. El Thunderbird era diferente al Corvette, desde su carrocería de acero a su motor V8.

El proyecto fue una obra compartida entre los ejecutivos Louis D. Crusoe y George W. Walker, apoyada por las ideas del diseñador Frank Hershey. Se presentó al público en 1954 y salió a la venta al año siguiente, 1955(En portada: El primer Ford Thunderbird, 1955). Y está claro que no nació como un deportivo, pero tenía los valores del deportivo europeo: ligero, ágil y personal.

Te puede interesar: Ford Mustang Mach 1 podría volver en 2021 en sustitución de Mustang Bullitt

Ford Thunderbird
1959, cambios, el nuevo Ford Thunderbird de 4 plazas.

Características: lujo y potencia

El ´lujo´ se daba en la dirección asistida con su columna regulable, asientos y elevalunas eléctricos, el salpicadero acolchado y el volante cóncavo para la seguridad, así como techo extraíble de fibra de vidrio o, si lo prefiere, la versión de techo descapotable, ambos convertibles. ´Un elegante biplaza con aire juvenil´.

La ´potencia´ la ponía el motor V8 (293 pulgadas cúbicas) que daba 198 HP en la versión de caja de velocidad automática (Ford-O-Matic) y 193 HP con la caja manual, ambas de tres marchas. Los propietarios describían al Ford Thunderbird como un auto que tomaba las curvas pausadamente, pero en las rectas era muy rápido.

El mercado

En los primeros diez días de comercialización del Thunderbird, recibieron 3 500 pedidos, superando, por mucho, a la acogida del Corvette dos años antes, que había vendido 700. El primer año en producción, Ford vendió 16 155 unidades, sobrepasando la cifra planificada por la empresa de diez mil, para esa etapa. Su precio de salida fue de 3 000 dólares.

El Thunderbird estuvo por delante del Corvette. Durante esos años, los fabricantes iniciaron una especie de competencia por presentar “el motor más potente”. El Corvette de 1953 a 1955 tuvo un motor L6 (235 pulgadas cúbicas) con 155 HP, en 1955 puso un V8 (265 pulgadas) con 195 HP. Para inicios del 56, Thunderbird montó un V8 (312 pulgadas) de hasta 300 HP.

Te puede interesar: Ford Cougar 1998, un europeo Made in USA  

Ford Thunderbird
El Ford Thunderbird de los 90, diferente.

El cambio fatal

El Thunderbird era un éxito, no así su costo de producción. Cuando Robert McNamara llegó a la Ford, hizo cambios y en 1958, el Thunderbird dejó de ser un automóvil personal de lujo, ligero, ágil, para convertirse en un cupé de cuatro plazas. El diseñador Frank Hershey renunció. Y así, entre penas y glorias, el Ford Thunderbird sobrevivió hasta 1997.

Renacer y final

El modelo desapareció del catálogo, pero no del recuerdo (y deseos) del público. En 1999, Ford presentó en el Salón de Detroit un ´concept car´ al que llamó Thunderbird. Era una “la versión moderna” de aquel biplaza de 1955-1957. Esta aparición entusiasmó a todos y en mayo de 2002, arrancó la producción de la generación Retro Bird del Ford Thunderbird.

Ford Thunderbird
El último Ford Thunderbird. Así desapareció en 2005.

Su comercialización alcanzó las 19 085 unidades ¡tuvo mayor venta que el primer Thunderbird! Su precio de salida: 40 000 dólares. La demanda era superior a la producción anual de 25 mil unidades, pero esa demanda fue disminuyendo y cayó (2005) a 9 548 unidades. Fue el fin del Thunderbird.

📷: Wikipedia/Ford Oficial.

Créditos
Willy Hierro Allen

Sobre el autor

Fue mecánico y corredor de motocicletas en los años 60, hace periodismo desde 1971 con artículos sobre el transporte terrestre, aéreo y marítimo, es Licenciado en Periodismo desde 1979,  premiado en concursos, coautor de libros, escribió para radio y televisión, publica notas en medios nacionales y extranjeros, dirige publicaciones especializadas.