El farallón de la calle Factoría

Creado: Lun, 19/08/2019 - 16:15
Autor: Alfonso Cueto …
El farallón de la calle Factoría

Desapercibido por la rutina de transeúntes y conductores, el farallón de la calle Factoría es clave para la Estación Central de Ferrocarriles de la Habana.

Como ocurre en  obras complejas, algún trabajo puede relegar por su belleza a otros que no son de menos importancia, pero son, diríamos, mas opacos. Este es el caso del farallón de Factoría cuando lo comparamos con el hermoso edificio de la Estración Central de Ferrocarriles. La historia de ambos excede el siglo de antigüedad y merece que hurguemos en ella.

El farallón de la calle Factoría

El 23 de Julio de 1910, el Congreso de la República de Cuba aprueba, tras polémicas discusiones, el canje de los terrernos de la estación de ferrocarriles de Villanueva -actual sede del Capitolio nacional-, por los terrenos del Arsenal, contiguos al área de Tallapiedra en la zoma suroeste de la bahía habanera.

La polémica versaba en lo fundamental: la diferencia en valor entre ambos terrenos; aunque existían también intereses norteamericanos y británicos disputándose el control en determinadas esferas del transporte.

En este caso el beneficiario era la United Railways of Havana & Regla Warehouses, compañía británica que controlaba los ferrocarriles desde Mantua hasta Santa Clara en el Occidente del país, más conocida como los Unidos. Esta crea la Havana Terminal Railroad, que sería la operadora de la nueva Terminal.

El farallón de la calle Factoría

En una estación ferroviaria, la horizontalidad es vital en líneas y andenes, a fin de evitar deslizamientos que ocasionarían daños impredecibles. Es por ello que, para garantizar ese nivel, se construye un elevado que partiendo de las cercanías del entronque de las calles Fábrica y antigua Gancedo, se eleva gradualmente y en un recorrido de alrededor de 1 km, accede al patio y andenes de la terminal de pasajeros de la terminal.

Esta se enmarca en un polígono bordeado por las calles Egido, Arsenal, Desamparados y Factoría. Para mantener en la horizontalidad en esa área, es que se construye el farallón de contención de todo el relleno vertido a ese fin.

El farallón de la calle Factoría

La Estación Central, y la obra total antes descrita, se inauguró el 12 de noviembre de 1912.

Etiquetas

Sobre el autor

Lic. Ciencias Sociales en 1985. Trabajó en distintas actividades en el MITRANS desde el año 1964. Libros editados: Los abuelos de los almendrones, Tranvías y trenes eléctricos y en proceso Los automóviles aristócratas lujosos y herejes.

Te puede interesar