MAISÍ-LA HABANA, LA MÁS LARGA DE CUBA

Creado: Mié, 25/11/2020 - 13:14
Créditos
Willy Hierro Allen
MAISÍ-LA HABANA

Maisí es el municipio más oriental de Cuba, a más de 1 100 km de la capital cubana. estas dos localidades están enlazadas por ómnibus desde marzo de 2020.

No se trata de una ruta más de la Isla Mayor de las Antillas, es el viejo anhelo de los cerca de 28 000 pobladores del extremo más oriental del país: Maisí, cuyo faro es famoso entre los navegantes del Caribe porque los guía a través del Paso de los Vientos, el peligroso brazo de mar entre las islas de Cuba y La Española.

Maisí fue punto referente para la colonización hispana en sus inicios, era lo primero que se avistaba por los viajeros que arribaban desde La Española, base por entonces de los hispánicos. En 1856, la reina de España autorizó la construcción de un faro, del que se encargó el capitán general de Cuba, José Gutiérrez de la Concha, y ordenó su construcción al comandante ingeniero don Mariano Moreno.

El Faro de la Punta de Maisí entró en funcionamiento en 1862 y numerosos colonos se asentaron en la zona, que a mediados del siglo XIX alcanzaba los 573 habitantes. En el siglo XX, Maisí se pobló de inmigrantes gallegos y compañías extranjeras para la explotación del banano. La producción del café llevó infraestructura: despulpadoras, secaderos, almacenes, muelles y embarcaderos. El latifundio campeaba por su respeto. El medio principal de transporte era el mulo. Luego de 1959 llegó al pueblo la reforma agraria, la alfabetización, la educación y la medicina gratuitas. Es entonces que se dan los primeros pasos para enlazar Maisí y Baracoa, la primera villa fundada por españoles en Cuba, en la vertiente norte de la misma provincia.

En la década del 80 se mejora y ensancha la ruta con un desvío en la zona de La Boruga, se pavimenta el camino y se construyen muros de defensa en ese tramo, de algo más de 4 km, todo lo cual hace posible el tránsito de vehículos ligeros. Sin embargo, aun así, los lugareños siguen temiéndole a las pronunciadas pendientes y trazado curvilíneo.

Te puede interesar: La 40, una ruta a través de los Andes

En 2016, el devastador huracán Matthew, con su estela de destrucción, afecta a Maisí, cuya recuperación requiere del traslado, por esa vía, de importantes recursos y equipo pesado. Se hace necesaria una nueva vía para dejar atrás La Boruga y el nuevo trazado se desplaza por una zona boscosa con topografía también abrupta.

Este empeño demandó excavar con explosivos casi kilómetro y medio de roca viva, con volumen de unos 800 000 m3 de tierra, y se pavimentó con hormigón hidráulico casi 2 km del vial. No voy a enumerar los beneficios de esta colosal hazaña constructiva para Maisí, solo me referiré a su enlace directo con la capital del país.

La nueva ruta tiene un pintoresco itinerario: con salida desde La Máquina, capital del municipio de Maisí, rueda por la costa norte, el Cañón del río Yumurí, hasta enlazar con la carretera Baracoa-Guantánamo, que, por el Viaducto de La Farola, se va hasta la ciudad de Guantánamo. Y de ahí, se pone rumbo a La Habana.

Son 22 horas de viaje en un ómnibus Yutong, con aire acondicionado, de la empresa Ómnibus Nacionales del Ministerio del Transporte cubano. Así se cubren los 1 144 km de carreteras, a través de escenarios que son de ensueño, pasos de montaña casi vírgenes, maravillas de la ingeniería civil, que incluyen la Carretera Central y la Autopista Nacional.

Y si va en auto, le recomiendo detenerse en el mirador turístico de Punta del Silencio, entre Maisí y Baracoa, para disfrutar la singular geografía de una de las regiones más hermosas de Cuba y, probablemente, del Caribe.

📷: Cubadebate

Créditos
Willy Hierro Allen

Sobre el autor

Fue mecánico y corredor de motocicletas en los años 60, hace periodismo desde 1971 con artículos sobre el transporte terrestre, aéreo y marítimo, es Licenciado en Periodismo desde 1979,  premiado en concursos, coautor de libros, escribió para radio y televisión, publica notas en medios nacionales y extranjeros, dirige publicaciones especializadas.