Lambretta, la otra scooter italiana

Creado: Dom, 28/04/2019 - 17:09
Autor: Willy Hierro Allen
Lambretta

Lambretta siempre fue la otra scooter italiana porque Piaggio mantuvo un protagonismo feroz, pero ambas abrieron paso a las motonetas modernas.

Lambretta fue la otra scooter italiana (la mayor rival de Piaggio y para muchos, con mejores características) que, si bien no llegó a nuestros días, se la recuerda todavía porque al cerrar la fábrica matriz, en Italia, continuó produciéndose en varios países, con diferentes nombres, pero igual formato y particularidades.

Lambretta roja, vista lateral

Lambretta nació en 1947, al presentar Ferdinando Innocenti, su motoneta. La llamó Lambretta porque la factoría estaba a la vera del río Lambo, en la localidad de Lambrette, cerca de Milán, Italia. Sin embargo, la historia de esta scooter empezó antes.

En 1931, Ferdinando Innocenti fabricaba en su taller de siderurgia, el caño sin costura, un producto novedoso para la época. En la II Guerra Mundial, las instalaciones de Innocenti fueron muy dañadas. Tras la guerra, volvió a armar su factoría, pero ahora para construir motonetas. El transporte en la Italia de postguerra era deplorable.  

Vista del diseño interior de Lambretta

Así, en 1944 inició la construcción del “experimento 0”, una scooter con motor de 2 tiempos, 125 cc y transmisión por cadena, sobre una plataforma con suspensión delantera y rígida detrás. Para desarrollar este prototipo, se puso en contacto con el ingeniero Corradino D’Ascanio, quien no aceptó y luego se hizo famoso con Piaggio.

Finalmente realiza su proyecto con Giuseppe Lauro, director general de la empresa, y el ingeniero Pierluigi Torre, su director técnico. Este último ya había trabajado en su propio prototipo, basado en la motoneta Cushman 32 que llevaban las tropas norteamericanas en la II Guerra Mundial. 

Foto antigua de dos mujeres sobre una Lambretta   

En octubre de 1947, Innocenti presenta la Lambretta A con los ingenieros Torre y Pallavecino. Su objetivo: brindar movilidad ciudadana a un módico precio, especialmente para obreros. Es la otra scooter italiana que viene a competir con la Vespa de Enrico Piaggio, salida en abril de 1946, un año antes, en Pontedera, provincia de Pisa, Italia.   

Lambretta era la contrapartida de Vespa: más barata, resistente, estable y de mayor durabilidad. Era para obreros; la Vespa, más lujosa y cara, de un público más elegante. Ambas scooter fueron íconos de la juventud de los años 50 y 60 en el Reino Unido, adoptadas por la cultura mods, la que ganó espacio luego en Europa y Norteamérica a través del cine.

Lambretta

Las Lambretta se produjeron en Italia de 1946 a 1972, así como en otros 120 países, entre ellos: España (Servetta), Alemania (NSU), Francia (Fenwick) India (API), Argentina (Siambretta), Brasil (Pasco), Colombia (Auteco), Taiwán (Yulon), Malasia Indonesia, Pakistán, Irán y Vietnam. Se fabricaron en cubicajes desde 50 hasta 200 cc, en modelos scooter, sidecar y triciclos de carga.        

La muerte de Ferdinando Innocenti (1966), el “boom” de los mini-autos a fines de los ’60 y conflictos sindicales, dieron al traste con Lambretta. Su tránsito por el “mundo motero” abrió el camino a  las miles de scooter que ahora ruedan por la ciudad.

Lambretta

Sobre el autor

Fue mecánico y corredor de motocicletas en los años 60, hace periodismo desde 1971 con artículos sobre el transporte terrestre, aéreo y marítimo, es Licenciado en Periodismo desde 1979,  premiado en concursos, coautor de libros, escribió para radio y televisión, publica notas en medios nacionales y extranjeros, dirige publicaciones especializadas.

Te puede interesar