Epitafio a Mercury, el auto mediano de Ford

Creado: Vie, 15/05/2020 - 07:26
Créditos
Willy Hierro Allen
Mercury Mystique

La marca norteamericana de autos Mercury, perteneciente a la Ford Motor Company, desapareció del mercado automotor en 2010. Pero su historia bien vale recordarla.

Nunca olvidaré aquella “ranchera” Mercury de inicios de los 50 que tenían mis padres, en la cual hice mi primer intento (frustrado) por manejar. Ahora escribo el epitafio de la marca con la tristeza de quien liquida parte de sus memorias, tan celosamente guardadas en el “baúl de los recuerdos”. Pues bien, Mercury se fue: la última unidad se fabricó el domingo 3 de octubre de 2010 en la planta de Kansas City. Fue un SUV modelo Mariner.

Los agoreros de la industria lo habían vaticinado y así sucedió. Después de que General Motors liquidó marcas tan emblemáticas como Pontiac, Oldsmobile, Saturn o Hummer, y Chrysler canceló a Plymouth, la compañía Ford no saldría ilesa. Cuando el famoso analista automotriz John Wolkonowicz, de IHS Global Insight, dijo: “Mercury ya es una marca olvidada…”, la sentenció.

Te puede interesar: Marcas y Logotipos: MERCURY

Las ventas de Mercury cayeron un 75 % en sus últimos diez años antes de cerrar, y representaban, a nivel global, el 1.9 % del Grupo Ford. En Estados Unidos, sus ventas ni siquiera llegaban al uno por ciento (0.9 %). Durante los últimos tiempos, Mercury presentó modelos nuevos, pero ni así pudo mejorar los números. 

Su año más sobresaliente fue 1978, cuando vendió más de medio millón de unidades (579 498), pero estas ventas apenas se mantuvieron, entre altas y bajas, durante las décadas delos 80 y los 90. Ya entre 2005 y 2010 ocurrió la catástrofe: perdió más del 50 % de su mercado. En el año 2009 solo pudo vender 92 299 unidades.

Mercury Cougar Convertible
📷: Mercury Cougar Convertible 1969

El modelo más comercializado fue, ya al final, el Grand Marquis, el más caro de la marca, que se ubica en el tope de su gama. Era un sedán desfasado en el tiempo, con un diseño bastante anticuado y un gigantesco motor V8 de 4.6 litros. Según una encuesta, la mayoría de los clientes de Mercury eran de la tercera edad.

La decadencia de Mercury lo llevó, finalmente, a disponer de solo cuatro modelos: uno medio (Milán), dos todoterrenos (el mediano Mountaineer y el pequeño Mariner), así como el voluminoso Grand Marquis, todos versiones de otros modelos de Ford, con pequeños retoques estéticos exteriores y elementos exclusivos interiores.  

Te puede interesar: Cougar, el felino de Mercury  

La marca Mercury la creó, en 1938, Edsel Ford (hijo del fundador de la compañía, Henry Ford) con el propósito de disponer de automóviles del segmento medio, entre el barato Ford y el lujoso Lincoln. Su primer modelo salió en 1939. Se llamó Mercury en honor al dios Mercurio. En la mitología romana, Mercurio era el dios del comercio. Su nombre está relacionado con la palabra latina merx, que significa mercancía.

Mercury Mountaineer
📷: Mercury Mountaineer. El primer Ford Explorer.

El templo de Mercurio, construido en 495 a.C., está precisamente entre el plebeyo Aventino y el patricio Palatino, lo que enfatiza su papel medio entre Ford y Lincoln. Excelente lugar para el templo, pues Mercurio, el veloz dios del comercio y el viaje, tiene su casa (templo) muy cerca de un gran mercado y de una excelente pista de carreras.

En 2006, Bill Ford, bisnieto de Henry Ford, dejó la compañía en manos de Alan Mulally, especialista en reestructuraciones. El primer paso de Mulally fue vender las siete marcas que Ford había sumado a su nómina. Con el dinero adquirido, dinamizó la compañía Ford poco antes de la crisis que abatió a General Motors y a Chrysler.

Ante la situación presentada por Mercury, decidió liquidar la marca y fortalecer a Lincoln, que pasó a dominar entonces el 6.3 % de ese propio mercado. Se fue Mercury, el auto mediano de Ford, después de 72 años de existencia y, como epitafio, nos dejó para la historia varios de aquellos modelos emblemáticos, imposibles de olvidar.

📷: Wikipedia

Créditos
Willy Hierro Allen

Sobre el autor

Fue mecánico y corredor de motocicletas en los años 60, hace periodismo desde 1971 con artículos sobre el transporte terrestre, aéreo y marítimo, es Licenciado en Periodismo desde 1979,  premiado en concursos, coautor de libros, escribió para radio y televisión, publica notas en medios nacionales y extranjeros, dirige publicaciones especializadas.