Primera afroamericana piloto de la historia

Creado: Dom, 04/03/2018 - 16:00
Autor: Ana Paris
Elizabeth Coleman

Corría el año 1921 cuando Elizabeth Coleman logró contra todos los vaticinios una licencia internacional de piloto otorgada por la Federación Aeronáutica Internacional, convirtiéndose en la primera afroamericana piloto de la historia.

Desde pequeña estaba condenada, pero ella se impuso una y otra vez. Sorteó obstáculos y le demostró a los escépticos que sí podía alcanzar un sueño que nació escuchando las historias de los pilotos que regresaban de la guerra mientras ella trabajaba como manicura.

Era mujer, negra, pobre, sin estudios y ni pensar en ser admitida en las escuelas de vuelo de Estados Unidos hasta que encontró ayuda financiera, aprendió francés y se marchó a Francia en 1920 donde renació. Era la única mujer en su curso. En un año, aprendió a volar en un biplano Nieuport Tipo 82 y consiguió su merecida licencia. Más adelante tomó cursos avanzados y en Alemania recibió entrenamiento especial de un piloto de la Corporación Fokker perfeccionando el vuelo.

Regresa a su país y comienza su etapa “dorada” con sus espectáculos aéreos, figuras, vueltas, vuelos a ras del suelo, es aclamada y también criticada. Se gana la reputación como piloto por sus habilidades y el apelativo de Queen Bess.

Lamentablemente murió muy joven, con apenas 34 años, en un accidente aéreo piloteando un Curtis JN-4 de su propiedad. Se truncaron sus sueños de establecer una escuela para jóvenes aviadores afroamericanos, pero se irguió como bandera al romper las barreras raciales y atreverse a soñar. Bessie Coleman, sin duda alguna, ocupa un lugar en el Salón de la Fama de las Mujeres en la Aviación.

Sobre el autor

Graduada en el año 1989 en la Especialidad Español-Literatura. Colabora con la Revista desde hace 8 años. Comenzó escribiendo guiones infantiles para la TV y ha constituido un reto enorme escribir sobre temas tan variados para la Revista.

Te puede interesar