La moto con sidecar

Creado: Mar, 19/05/2020 - 06:22
Créditos
Willy Hierro Allen
moto con sidecar

La moto con sidecar: Su nombre, en inglés, se traduce como “carro al lado”, pero lo inventaron los franceses. Su época de oro fue en los años 50. Aún se hacen a pedido.

La moto con sidecar, de pasajeros, cedió el paso al auto pequeño, cuyo precio hoy no es mucho mayor y el confort muy superior. No obstante, la motocicleta con sidecar sigue teniendo sus parciales. Yo fui uno de ellos, como propietario de una moto con sidecar MZ 250-1 durante un cuarto de siglo (1966-1991) y hoy me arrepiento de haberla vendido. 

La idea de acomodar un tercer pasajero en la motocicleta apareció al final del siglo XIX. Una patente la sitúa en 1880. Primero sobre un remolque, muy útil para el transporte de carga, pero no para un pasajero, “quien se traga el humo del tubo de escape y el polvo del camino”. No sirvió. Luego se decidió acoplar, junto a la moto, un carrito. Así nació el sidecar. (En portada: Moto con sidecar de principios del siglo XX).

La compañía inglesa Oakleigh Motor Company afirmó ser la inventora del sidecar, allá por el año 1900, cuando unos innovadores aprovecharon un viejo remolque abandonado en el almacén de la compañía e hicieron el sidecar. Sin embargo, un periódico francés convocó a un concurso para montar a un tercer pasajero en la motocicleta.

Te puede interesar: Sidecar eléctrico de Ural: una experiencia totalmente nueva

El suboficial Nicoles Bertroux propuso “la implementación de una tercera rueda, paralela a la posterior de la moto y, en la barra que las une, un asiento suplementario, donde podría viajar el tercer pasajero”. Entonces, la moto con sidecar nació siete años antes, en 1893, fecha en que dicho periódico determinó ganador del concurso, al suboficial Bertroux, con la publicación de su invento.

 MZ 250-1 con sidecar de los años 60
📷: MZ 250-1 con sidecar de los años 60.

La foto más antigua de una moto con sidecar es de 1903, instalado en una motocicleta marca Thor, de origen estadounidense, que se fabricó hasta el año 1920 por The Aurora Machine and Tool Company, una empresa que, además, ofrecía piezas por catálogo para armar en casa los vehículos. The Aurora construyó motores para Indian, Harley-Davidson y Henderson, todas importantes marcas americanas en esa época. 

En 1913, Earl Johnson patentó en Harlan (Iowa), Estados Unidos, el sidecar con chasis. En 1915 Harley-Davidson fabricó su primer sidecar. Por cierto, en 1916, el Ejército de EE. UU. compró un lote de moto con sidecar Harley-Davidson para localizar al general mexicano Pancho Villa en las zonas del desierto de la frontera entre ambos países.  

La I Guerra Mundial (1914-1918) aceleró notablemente el desarrollo de la moto con sidecar, pues era práctico montar a un franco-tirador o llevar un soldado más, de refuerzo. También la II Guerra Mundial (1939-1945) le dio impulso, fue un nuevo puesto de combate militar. Los países beligerantes las utilizaron ampliamente.

Te puede interesar: Curtiss Zeus Radial V8

Luego, los años 50 fueron la “década de oro” del sidecar. En el Campeonato Mundial de Motociclismo se instituyó incluso una categoría para ellas y eran dos los competidores por moto: piloto y pasajero. El del sidecar hacía de equilibrio en las curvas y se acostaba en las rectas para no hacer resistencia al aire.

moto Ural de postguerra, año 1988
📷: Moto Ural de postguerra, año 1988.

Hoy ya solo se pueden ver en las carreras míticas, como el TT de la Isla de Man. Desde inicios de los 50, la moto con sidecar fue cada vez más lujosa, aerodinámica, confortable y bella. Y la tecnología llegó: el sidecar de mi MZ 250-1 tenía freno hidráulico en la tercera rueda ¡a mitad de los 60! Sin embargo, a partir de esa década del 60, la industria del sidecar comenzó a presentar pérdidas económicas y cayó en picada.

No obstante, salieron los entusiastas para mantener vivas las tres ruedas. El estadounidense Doug Bingham, conocido como Mr. Sidecar, fundó su compañía SideStrider Inc. (1969) para construir sidecares y mantiene su labor. En Europa existe una pequeña demanda de motos con sidecar muy sofisticada, hechos a solicitud del cliente.

Y como la leyenda de las tres ruedas no ha muerto, hay un museo donde se exhiben increíbles vehículos de este tipo. Está dedicado a la Historia del sidecar y se llama International Sidecar Museum de Constantino Frontalini. Se encuentra en Italia. ¿Tienes o usas alguna moto con sidecar? Cuéntame tus impresiones y te diré las mías.

Hoy la moto con sidecar es más potente y aerodinámica
📷: Hoy las motos con sidecar son más potentes y aerodinámicas.

 

Créditos
Willy Hierro Allen

Sobre el autor

Fue mecánico y corredor de motocicletas en los años 60, hace periodismo desde 1971 con artículos sobre el transporte terrestre, aéreo y marítimo, es Licenciado en Periodismo desde 1979,  premiado en concursos, coautor de libros, escribió para radio y televisión, publica notas en medios nacionales y extranjeros, dirige publicaciones especializadas.