Pontiac Deluxe Six: El Pontiac de cristal

Creado: Jue, 29/04/2021 - 07:30
Créditos
Willy Hierro Allen
Pontiac Deluxe Six

Único e irrepetible, un automóvil transparente: el Pontiac Deluxe Six, el cual se dio a conocer durante la Feria Mundial de Nueva York de 1940.

La prensa que cubría la Feria Mundial de Nueva York, abierta del 11 de mayo al 27 de noviembre de 1940, hace más de 80 años, lo presentaba como “el primer automóvil de tamaño completo transparente hecho en Estados Unidos” o, tal vez para hacer la noticia más sensacionalista, “el auto fantasma”.   

Fue un one-off creado en colaboración por la poderosa automotriz de los Estados Unidos, General Motors, y la compañía química Rohm & Haas. Y a pesar de que la muestra era totalmente inviable para lo que se exhibe en las Ferias: su próxima producción masiva, el auto de cristal era una obra de arte y se convirtió en una pieza de culto. 

Te puede interesar: El excepcional Pontiac Fiero

Realmente este auto no era de cristal, sino de plexiglás, un plástico acrílico patentado por Otto Rohm siete años antes (1933). Plexiglás es el nombre comercial del polimetilmetacrilato, una resina sintética flexible e incolora, resultado de la polimerización del metacrilato de metilo. Además conocida como vidrio orgánico.

Pontiac Deluxe Six en el Show.

La marca seleccionada por General Motors para su auto transparente, fue Pontiac y bautizó al modelo como Pontiac Deluxe Six. Pero en realidad se tomó la silueta del Pontiac tipo Sedán Touring, de cuatro puertas. Lo calzaron con neumáticos de banda blanca US Royal y ajustaron las piezas con molduras de goma. Era una réplica exacta de la carrocería original. 

Te puede interesar: E-diésel: el combustible sintético basado en agua y aire

El Pontiac Deluxe Six develaba los secretos de la mecánica automotriz. Su carrocería traslúcida descubría los componentes mejor conservados de los automóviles: el motor de seis cilindros en línea, conectado a una caja de 3 velocidades, así como las suspensiones y el chasis, este último elemento básico, que sí era metálico.

Pontiac Deluxe Six. transparente delante.

Se exhibió en el pabellón "Autopistas y Horizontes" de la Feria y claro está, era el único de su clase entre tantos y tantos vehículos habituales que, sin mucha publicidad, llamaba la atención del público visitante: un automóvil con carrocería transparente, el cual regularmente ofrecía un show con su puesta en marcha y personas dentro.

Concluida la Feria Mundial de Nueva York, a fines de noviembre de 1940, el clásico auto de cristal, transparente o fantasma, recorrió todos y cada uno de los concesionario General Motor en la Costa Este de los Estados Unidos. Luego, como pieza de exhibición, permaneció en el Smithsonian Institution, de Washington, hasta 1947.

Te puede interesar: Pan Am 914 aterrizó 37 años después

El Pontiac Deluxe Six sí rodó, aunque apenas 134 kilómetros. El plexiglás era resistente, ligero, benévolo y pintoresco, pero carecía de la condición innegociable en la industria automotriz moderna: el aislamiento. El calor provocado por el motor se expandía rápidamente y sin control a todo el habitáculo y permanecer dentro era imposible.

Pontiac Deluxe Six en la calle.

Como suele suceder, su naturaleza como obra de arte móvil le deparó un extenso derrotero en subastas. Se sabía su alto costo original en 1939 de 25 000 dólares, pero sus ventas lo superaron ampliamente. Su propietario original, General Motors, se lo vendió al multimillonario Don Barlup en el año 1973, quien a su vez lo vendió, seis años después, al coleccionista Leo Gephart, en 1979.

Te puede interesar: Los siete buques de carga mayores del mundo

Los descendientes de Leo Gephart  lo conservaron inmaculado hasta 2012, cuando decidieron subastarlo por 475 000 dólares (cifra de salida) en la casa de subastas RM Auctions. Desconozco si se logró vender o quien lo compró, aquí pierdo la pista del auto transparente, de cristal o fantasma, como quiera usted llamarlo.

Hace solo unos días, se cumplieron 81 años de su primera exhibición y lo he traído porque ninguno de mis lectores lo pudo ver en su debut, allá en la Feria Mundial de Nueva York y porque, además, ¿no le resulta curioso un automóvil transparente?

📷: https://www.infobae.com/

Créditos
Willy Hierro Allen

Sobre el autor

Periodista, licenciado en la Universidad de La Habana, hace periodismo desde 1971. Dirige publicaciones especializadas. Escribe sobre transporte terrestre, aéreo y marítimo y trata temas de cultura y turismo. Ha escrito para radio, televisión y prensa plana. Premiado en concursos y coautor de libros. Fue corredor de motocicletas en los años 60 y conoce de mecánica.       

Te puede interesar